Texto por
>> Dalila Irrizary y Carmen Brandt

“Un ser no propio que existe en mí y yo en él: Psicoanálisis. Mi vida y mi no vida profesional es él. Y permea todo el resto de mi vida en una forma u otra. Sin él, por quizá demasiado tiempo, algo en mí no se yergue. Con él y en él cobro vida y despliegue de vida en Universos cada vez más variados y amplios”. A. García[1]

Nace en La Habana, Cuba, el 18 de Mayo de 1929. Su infancia transcurre entre Cuba, Panamá y Perú. Su padre era Gerente de una Compañía Internacional, razón por la cual era destinado a trabajar en diferentes países. “Esto me ofreció, desde temprano en mi vida, una visión algo amplia del mundo, bañada por diferentes culturas, hasta donde podía captarlas a esa edad, dejándome clara la noción de migrar y elaborar un duelo”, en sus propias palabras.

El Dr. García tiene cuatro hijos varones y cuatro nietos, dos varones y dos hembras. Es un padre muy generoso con ellos, en todo sentido. Disfruta de sus nietos con frecuencia, a pesar de no tenerlos cerca físicamente.

En los últimos 20 años se encuentra a su lado su esposa Yamila Yamín, médico y psicoanalista, mujer generosa, paciente, sensible, quién con su intuición y su afilada inteligencia se ha convertido en una presencia esencial en “la inagotable vida de pensador” de su pareja.

Estudió Medicina en la Universidad de La Habana. De estudiante trabajó en la Cátedra de Enfermedades nerviosas y mentales, lo que le dio una primera visión de la Psiquiatría Clásica y de la Neurología (electroshock, shocks insulínicos, etc.) Su tesis de grado para el Doctorado fue una investigación sobre el foto estímulo en la electroencefalografía. Realiza la formación psicoanalítica en la Sociedad Psicoanalítica de Chile. El Dr. García transita la carrera de Psiquiatría, de Adultos y Niños, además de estudios sobre Grupos en la Cátedra de Psiquiatría de la misma Universidad. Todo ello simultáneamente. Se gradúa en 1962.

Se analizó con el Dr. Ignacio Matte Blanco, de quien se expresa así: “Un ser humano que escuchaba con atención e interpretaba evidencias. Pude profundizar la noción científica del concepto de Psicoanálisis, lo cual me permitió comprender y profundizar en los aportes de Bion en el mismo sentido, aunque con vértices diferentes.” El Dr. García de esta manera conoce el pensamiento original de Matte Blanco sobre: principio de simetría, principio de asimetría, bi-lógica y otros.

Una vez graduado de analista se viene a vivir a Venezuela y despliega su asistencia a congresos, conferencias y supervisiones con: Wilfred Bion, Esther Bick, G. Herbert Rosenfeld, Bethy Joseph, Roger E. Money-Kyrle, Ruth Riesenberg-Malcolm y otros.

Es fundador del grupo psicoanalítico no reconocido que se forma en Venezuela, extraoficialmente en el año 1962, oficialmente reconocido por la IPA en 1965. Es miembro fundador de lo que más tarde, con la anuencia de la IPA, será la ASOVEP (Asociación venezolana de psicoanálisis). Fue designado, directamente por la IPA, didacta del Instituto de psicoanálisis de dicha asociación en 1969. En su trayectoria ha sido: presidente, tesorero y secretario de la Asovep, además, director del Instituto.

Su experiencia en el mundo de las ideas de Bion comienza con los aportes  de dicho pensador acerca de los grupos, plasmados en su libro Experiencias en grupo. Esto lo realiza en Santiago de Chile con el Dr. Ramón Ganzarain. “La experiencia versaba sobre análisis de los procesos grupales, no del individuo en el grupo” aclara García. Posteriormente conoce a Bion en Inglaterra, asistió a grupos de estudio y supervisiones con él. De esta experiencia nos dice: “Quedé impresionado por lo original de su vértice de observación, su conducción interpretativa y lo inmensamente humano y genial que era. Siempre atenido a un método científico riguroso en análisis en busca de la verdad en sesión”

Profundiza en el proceso de enseñanza en el primer laboratorio de Enseñanza y Aprendizaje desarrollado en la Universidad de Chile y, más tarde, en Venezuela, en la Universidad Central de Venezuela, en un curso implementado para los profesores de la Escuela de Medicina.

Especial referencia merece la labor Docente del Dr. García, dentro y fuera de las moradas del psicoanálisis. Maestro por demás espléndido con sus conocimientos y experiencia, estímulo incansable para el desarrollo de la capacidad de pensar de candidatos, analistas y de quien desee sumergirse en las aguas profundas del alma humana. En sus seminarios en el Instituto de psicoanálisis, invita a este quehacer a través de “tareas” (como él las solía llamar) las cuales requieren de indagación, intuición, destreza, sensibilidad y libertad para su realización. Ejemplos que ilustran dichas “tareas”: Escuchar un aria de la ópera Madame Butterfly. Impresiones. En la Biblia, la parábola del sembrador. Impresiones. Cuando el candidato logra “fraguar la tarea”, entiende la profunda importancia que ésta adquiere en el tránsito de forjarse como analista, lo que no es más que ampliar y ahondar en el alma con la intuición y la imaginación especulativa como telón de fondo, como un ejercicio de fogueo e introducción al difícil y delicado quehacer del analista. En los Seminarios Clínicos implementa un modelo que conduce a entender las nociones esenciales de Bion de “sin memoria, sin deseo y sin comprensión”. Dicho modelo consiste en abordar la sesión directamente, sin preámbulos, sin historia previa y sin comentarios que saturen la mente de quien observa, encausando hacia las evidencias. Corresponde pensar.

En cuanto a su labor como supervisor, una referencia directa de una analista, hoy didacta de Asovep, que ha tenido la oportunidad de vivenciarlo desde muy temprano en el transcurso de su formación, habla así de su supervisor: “Maestro generoso, continente, paciente. Gran promotor del aprender a observar y  pensar la verdad. Me ofreció una mejor brújula, horizonte y fuerza, con énfasis en la tolerancia por los procesos del crecimiento, apuntando siempre hacia el desarrollo de la sensatez y del buen existir”.

En la línea que destaca a este pensador de nuestra disciplina, profundo, humano y de amplitud de alma y de mente, cabe mencionar su gusto y dedicación por viajar y no a cualquier destino, ni de manera tan convencional. Primero viaja por América y más tarde por Europa. Con su hijo mayor pasea por diversos países europeos, en moto y de camping. Más tarde, se suman sus otros hijos y sus respectivas novias, también por Europa y en carpa, viajes que reporta como de excelente calidad.

Otros interesantes destinos que nutren su ser analista: en Grecia, Tebas y Corinto. “En Egipto navegué y me bañé en el Nilo y en Israel me bañé en el Jordán…” nos cuenta García con un rostro que expresa el placer de recordar esas extraordinarias experiencias que atesora.

Incursiona en otras áreas que son realmente importantes en su vida: el tiro y la caza. Fue entrenador de tiro de combate en Venezuela por unos cuantos años. En Cuba, caza aves en la región de Oriente y en Matanzas. En Venezuela, en el estado Guárico, caza patos, palomas y cuadrúpedos. Todo ello con entrenamiento suficiente para tener seguridad extrema. Desde esta clara posición, entrena a sus hijos. Con orgullo y placer dice: “Disparaban todos”.

Su primer libro se publica en año 2008, “Pensamientos en Psicoanálisis” presentando cronológicamente gran parte de sus trabajos originales.

En el año 2011 se dedica por entero a su segundo libro, “Introducción a la obra de W.R. Bion. Variaciones sobre un tema”. Infortunadamente, fallece el día 12 de Octubre de ese mismo año y en sus últimos días le decía a su esposa Yamila: “Las ideas me asaltan…ya tengo el segundo libro en mi mente…”. Su proyecto original era escribir la parte II de este que nos deja como su último legado. Su mente estaba en ebullición pero su cuerpo, lamentablemente, no respondió.

Quien siga el hilo de esta apretada biografía y el despliegue de sus aportes al psicoanálisis, descubrirá la coherencia de la evolución de la vida de este pensador, edificada sobre un sólido y robusto camino del pensar e impregnada de una inconmensurable gratitud ante la vida por lo recibido.

[1] Tomado de su trabajo: “…Lasciate ogni speranza…”. Caracas, 1993.

Ha sido realmente una tarea muy compleja y difícil realizar una selección que represente con justicia la inagotable y fructífera contribución del Dr. Antonio García como pensador del Psicoanálisis. Veamos el recorrido elegido para ello.

Sus aportes tienen su origen en una premisa fundamental tomada de uno de los más valiosos pensadores del Psicoanálisis actual, Wilfred Bion, al cual ha dedicado años de estudio e investigación. Reza así: Pensamientos sin pensador, los pensamientos están ahí. “Yo solo soy un pensador más que los invita a ustedes a que los pensemos juntos.”[1]

La elaboración de más de 150 trabajos, un libro publicado y otro en su etapa final, el despliegue humano y los niveles de profundidad de sus ideas, dan fe de lo que ha sido el invalorable legado de este pensador desde sus inicios en el quehacer psicoanalítico. Todo ello desprovisto de la creencia de pretensión de propiedad intelectual y de originalidad de las mismas. Un pensador insondable que logra entretejer con especial maestría lo humano y lo científico en sus ideas pensadas y así verterlas en sus escritos.

Considero pertinente e imprescindible entrar en este camino por la concepción del Psicoanálisis que él ha fraguado durante los años que lleva sumergido en las profundas aguas del alma humana.

Al final de su trabajo “Instinto de muerte, perversión y odio” (1999) cierra su planteamiento con algo que él tituló Dios y Psicoanálisis y dice:

“El análisis es, en definitiva, aproximarse a Dios. En quien puede. No es el Dios de las Iglesias. Es mucho más. Es la esencia de amor y vida que llevamos dentro, inmarcesible en lo que dejamos en las personas amadas y en los hijos, cuando hemos logrado aproximarnos lo suficiente. Es la humildad ante la grandeza de esa esencia. Es a lo que no podemos alcanzar, pero sí aproximarnos cada vez más. Cuando tenemos con qué.

Es la esencia de la dimensión O, a la que sólo se llega con F. Es la que nos abre caminos de fe y esperanza. En donde son viables: en el alma. En lo más profundo de nosotros mismos. En nuestra O. De la que podemos darnos cuenta cuando llega a la percepción de los sentidos y su contraparte mental. Pero que está ahí y podemos saber que está y aproximarnos a ella. Siempre más y más. Y nunca alcanzarla. Gracias a Dios, a lo que es y como es.”

En 1998, ya había escrito en “Creación y mentalopatía” acerca de la fe y la esperanza y la enorme importancia de portarla en el alma, tanto más si se ES analista y, por ende, es de esperar que habite en el analizando también. Lo expresa así: “Y fe en la esperanza no es estar vivo: es vivir, que es crear. La mordida de la muerte sólo termina la vida, no el vivir y dar vida como esencia de lo creado y de la creación.”

Más adelante en el mismo trabajo nos ofrece otra mirada sobre la tarea analítica y nos dice: “…podemos comparar la exploración psicoanalítica con la exploración arqueológica. No por ir al pasado, sino porque lo que nos incumbe puede estar profundamente enterrado en su ser. Es necesario mover mucha tierra, con gran paciencia, en el tiempo que sea necesario, para llegar a los objetos que nos revelen una verdad enterrada. Es un trabajo que no da lugar para la comodidad ni para la inercia ni para quedarnos en lo conocido, familiar y accesible. Si nos quedamos en eso no llegamos a lo que es. Cada persona es única, cada día de trabajo es único, ya que no sabemos lo que vamos a encontrar al remover la tierra. Si sabemos, tenemos un encuentro, pero no un descubrimiento. No es más que el desperdicio de un día de trabajo (o de no trabajo con atuendo de trabajo)”

“Pensar y abrir la boca en análisis exige gran delicadeza, precedida de bien observar lo que es. Sin un vigoroso amor a la verdad, a su misterio y a su descubrimiento, no podemos avanzar en esa alma en particular. Sin menoscabo de la teoría.”

“La exploración arqueológica puede hacerse removiendo tierra con grandes palas mecánicas adosadas a bulldozers tipo D8. Aquí les propongo, una vez más, pensar en la posibilidad de emplear un pincel de pelo de camello para remover tierra y polvo. Y considerar incluso que el pelo de camello pueda ser tosco para la delicadeza del objeto que está por descubrirse.”

Siempre rigurosamente atenido al método científico en la disciplina psicoanálisis, el autor nos ubica con claridad meridiana en lo esencial que se torna el uso del instrumento por excelencia de la ciencia, la observación en el quehacer analítico y, en su especial estilo, nos muestra el uso pertinente de teorías y técnicas y, así también, cómo las mismas pueden constituir una enorme interferencia en el observador. En el mismo trabajo mencionado continúa diciéndonos: “Si la teoría existe en la mente del observador como pre-concepción teórica, esto hace que la observación sea selectiva en función de confirmar esa teoría útil por lo cómoda y accesible. De allí la necesidad de aguzar la observación al máximo, lo que incluye el prescindir de pre-concepciones teóricas durante la observación y su registro. Así, el pincel de pelos de camello se impone al bulldozer.”

            Por ser pilar fundamental donde se edifica Psicoanálisis, abundemos de la mano de nuestro pensador en más sobre la fe. Afinando el pensar, en el trabajo, “Fe y capacidad, Terapia y Crecimiento” (1992)[2] nos aclara: “La fe es un elemento inmaterial maltratado por muchos.” “Hay dos confusiones básicas en cuanto a Fe se refiere, tanto a la palabra como a contenido en la palabra… la confusión reside en no discernir entre lo natural y lo sobre-natural. Y en la fe natural y en lo natural, y la fe sobre-natural y en lo sobre-natural.” “La fe que nos concierne es la fe natural y en lo natural”. “La disciplina Psicoanálisis nos da posible acceso a la mente inmaterial natural, no a lo sobre-natural, por más misterioso e indescifrable que nos parezca”.

“En la práctica de la disciplina Psicoanálisis tratamos con la Verdad Presente, consciente, inconsciente, o con o sin otro atributo. Por lo tanto, la Fe en que la verdad se haga presente y se evidencie para Psicoanalista y Psicoanalizando, es un elemento primordial constitutivo de la disciplina Psicoanálisis y de su práctica. Un Psicoanálisis sin Fe no es Psicoanálisis…”

Transitando este camino con la luz de la Fe y la evidencia de la realidad, el pensador ahonda en lo que florece en un análisis así desempeñado, vivido, transitado: “…lo que uno observa como central en la práctica exitosa del Psicoanálisis es un proceso de transformaciones del y en el analizando, proceso que mejor se puede identificar y formular como crecimiento y fertilización con vida. La persona se despliega más y más en varias dimensiones existenciales, según su propio ser básico. Y estos despliegues se vierten, en mayor o menor grado, en su mundo exterior. Crean o restauran e incrementan elementos inmateriales difíciles de encasillar en términos lingüísticos, tales como hombría, hembría, alma, corazón, amor, responsabilidad. La ética florece… Y todo consecuencia del descubrimiento de la Verdad de y en Sí Mismo. Sin fe en la Verdad no se logra un análisis exitoso que conlleve Fe en sí mismo.”

“El que ha << saboreado>> el análisis, y el que puede imaginar lo que realmente es, lo que busca en el análisis es crecer; la <<cura>>, si ocupa un lugar, no es de interés primario.” “Es de notar que el individuo que tiene con qué, con la experiencia crece: en el análisis el analista también se transforma y crece.”

Añadiría aquí un concepto que considero primordial en lo que hemos transitado del SER analista y, por qué no, del alcanzar ser un SER humano, y es tomado de John Keats, en una carta a sus hermanos George y Thomas (citado en Attention and Interpretetion, pág. 125, de W. Bion). El Dr. García lo incluye en su trabajo “Un aporte a la Selección”, (1973) y la cita dice así: “…repentinamente me di cuenta de qué cualidad es la que hace a un Hombre de Realizaciones, especialmente en Literatura, y que Shakespeare tanto poseía: me refiero a la CAPACIDAD NEGATIVA, es decir, cuando un hombre es capaz de estar en incertidumbre, misterios, dudas, sin un intento irritado de alcanzar el hecho y la razón”. Continúa García: “Esta Capacidad Negativa es inherente al trabajo psicoanalítico intra-sesión y a, por lo menos, la visión que el analista puede tener de su ser psicoanalista.” “La Capacidad Negativa de Keats es la tolerancia de la ausencia”.

En lo personal considero que, con ello lidia el individuo que usa su capacidad de pensar, en especial en lo que nos incumbe, con ello tiene que lidiar un analista. Entiéndase, después de lo anteriormente revisado, se requiere de profundas raíces penetrando el alma con Fe y Amor a la Verdad que robustece y con sabia nutritiva da vida al árbol-SER-humano que así crece. Sea o no analista. En esta atmósfera mental crece y evoluciona un analista y un analizando que elige tomar los derroteros que este pensador ofrece, cuando como él dice “tiene con qué y lo bien usa”.

            Con estas sólidas ideas de lo que es Psicoanálisis para nuestro pensador, entremos en otros lares del quehacer analítico y veamos otros de sus valiosos aportes.

Comencemos con la delicada, difícil e imprescindible tarea de seleccionar “futuros analistas”.    

En su trabajo “Un aporte a la selección”, anteriormente mencionado, el autor introduce sus ideas de la forma que lo ha caracterizado siempre y con impecable respeto por lo que son sus pilares del pensamiento psicoanalítico, y nos invita a pensar junto a él lo concerniente a Selección en Psicoanálisis.

            “Selección involucra responsabilidad. En el caso de una persona que tenga capacidad a desarrollar hacia la forma futura de ser psicoanalista, y que no presente contraindicaciones para un entrenamiento, el rehusar entrenarlo y darle la oportunidad de ser psicoanalista es, desde el punto de vista de la persona, una mutilación de un destino y, desde el punto de vista del Psicoanálisis, una pérdida considerable. En el caso de una persona que no tenga capacidad analítica a desarrollar hacia la forma futura de ser psicoanalista, aparte de otros elementos de juicio, el otorgarle un entrenamiento es, desde el punto de vista de la persona, darle un destino para el que no está equipado y, en consecuencia, transformarlo en una falacia y, desde el punto de vista del Psicoanálisis es una pérdida aún mayor que en el caso anterior, en la medida en que el Psicoanálisis es y se nutre de Verdad y no de Falsedad.” [3]

            Más adelante añade cómo un problema de Selección puede extenderse a la formación y a los grupos analíticos formados o por formarse. Toma de Bion lo siguiente: “El analista debe enfocar su atención en O, lo desconocido e incognoscible. El éxito del psicoanálisis depende del mantenimiento del punto de vista psicoanalítico; el punto de vista psicoanalítico es el vertex psicoanalítico, el vertex psicoanalítico es O. Con O el psicoanalista  no puede estar o ser identificado: él debe SER O.”

El aporte esencial del Dr. García que ilustra e ilumina lo anteriormente expuesto es tomado de Mateo 7:24-27, donde Cristo dice: “Así todo el que oye estas palabras mías y las pone en práctica, se asemejará a un varón sensato que ha edificado su casa sobre la ROCA: las lluvias cayeron, los torrentes vinieron, los vientos soplaron y se arrojaron contra aquella casa, pero ella no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. Y todo el que oye estas palabras mías y no las pone en práctica, se asemejará a un varón insensato que ha edificado su casa sobre ARENA: las lluvias cayeron, los torrentes vinieron, los vientos soplaron y se arrojaron contra aquella casa, y cayó, y su ruina fue grande.”

“Yo creo que el vertex psicoanalítico O es la Roca sobre la cual se debe edificar la casa psicoanalítica. Y creo que la edificación, en la medida en que este proceso tiene un comienzo, debe comenzar por la selección.” Resulta una contribución no solo para pensar en selección, va mucho más allá. Nos ubica en la esencia misma del Psicoanálisis y de su preservación como disciplina.

Unos cuantos años más tarde vuelve el pensador sobre el tema y en su trabajo “Selección en Psicoanálisis: Refrescando pensamientos” (2006) nos puntualiza aún más sus aportes: “La selección que nos concierne es la de <<la  adecuación, correspondencia del objeto a seleccionar (seleccionando) con la función que ha de realizar. Con el para qué se selecciona. Escogencia de lo bueno o suficientemente bueno para lo requerido o necesitado>>” Nos habla de criterios que requiere la selección y expresa: “En la selección de personas para formarse como psicoanalistas, el criterio base es el de que tengan capacidad psicoanalítica y capacidad de ejercerla, unido al interés en cultivarla hasta el grado de SER psicoanalista (a más de las condiciones indispensables para ser analizando, como son las de disponer de tiempo y dinero, y lo que eso implica). En sentido estricto, cualquier otro criterio es ectópico. Fuera de lugar.”

En cuanto a capacidad analítica dice: “…es una preconcepción (en su acepción bioniana) que una persona puede portar o no, y, a su vez, con mayor o menor intensidad. Su aprehensión es intuitiva, basada en la concepción que el analista que la investiga en otro tiene de lo que es Psicoanálisis. Es de esperar que el que la investiga (habitualmente un didacta) disponga tanto de la concepción como de la intuición.” “La capacidad para ejercerla depende más de la evidencia que de la intuición, aun cuando ambas intervienen. El problema puede definirse como ¿en quién está la capacidad analítica?, si es que está. Es de suponer que sea en una persona razonablemente normal. Razonablemente exenta de patología severa o interferente… implica que sea una persona que ha alcanzado un grado suficiente de autosuficiencia y desenvolvimiento en la vida.”

“Quizás de lo más importante a tomar en cuenta, de discernir con claridad, es dónde están estás características y en dónde está el instrumento con el que la detectamos. Están en la misma dimensión que el amor, el odio, la satisfacción, la ansiedad… Es esa la dimensión de Psicoanálisis, la dimensión de lo inmaterial.”

“Lo que resulta totalmente ectópico, fuera de lugar, es la confusión de esta dimensión psicoanalítica con la dimensión numérica. Y la consiguiente sustitución de la dimensión analítica (y sus procedimientos) por la dimensión numérica. La selección debe fundarse en la realidad mental, no en la realidad de los números.” El Dr. García se refiere a criterios numéricos como la cantidad de horas de análisis (200 horas) o la edad del seleccionando. También resulta ectópico el requisito de la profesión, psicólogos o médicos solamente, tanto como haber perdido las contribuciones de una Melanie Klein, maestra o de un Money Kyrle, filósofo, si ese criterio hubiese privado en los inicios del Psicoanálisis. Criterio ectópico puede ser igual a: “<<perder cabezas potencialmente enriquecedoras del Psicoanálisis. Es un desperdicio. De allí la importancia del CRITERIO DE SELECCIÓN basado en la dimensión psicoanalítica y NO en dimensiones ectópicas.”

Entremos ahora en lo que constituye una contribución inestimable del pensador en otra de las esenciales tareas del analista: la Supervisión.

El Dr. García nos brinda un modelo de supervisión que surge de la evolución de su pensamiento. Nos dice que en su época de candidato a la supervisiones se les llamaba “controles”; la idea subyacente era algo así como que el supervisando era una especie de operador mecánico a quien se la daba la instrucción de mover una palanca y, dependiendo del supervisor, se le ampliaba alguna idea, de causa y efecto, en donde la palanca es el analizando supervisado. De allí va evolucionando la tarea de supervisar. Al respecto plantea: “Lo habitual es concebir la supervisión como una relación a tres. Supervisor (1) supervisa analizando (3) de supervisando (2)”[4]    El aporte: “Yo he propuesto una visión algo distinta de la supervisión basada en una relación a dos. He propuesto que lo que el supervisando nos presenta durante la supervisión como el analizando  sea tomado como un producto mental elaborado por el supervisando presentador del analizando. Esto, empleando como modelo (en parte) al análisis en su práctica. Con la aprehensión del material del supervisando, en esta forma estamos en una situación más abarcativa y más real, ya que esta es la realidad presentacional ante nosotros en el momento de la supervisión; y podemos abarcarla, viéndola así, tanto como nos dé nuestra capacidad supervisora en ese momento. El modelo de la práctica del análisis como modelo de supervisión tiene su diferencia en la acción a tomar.”

“En la práctica del análisis la acción es acorde con el analizar en función de la verdad del momento, sea esta acción el guardar silencio, intervenir, etc. En la supervisión la <<acción>> es en función de la creación y/o desarrollo, en sí mismo y como integrante de sí mismo, de la capacidad analítica del supervisando como analista. El elemento central que caracteriza la supervisión (y el análisis) en esta concepción es el reverie… El empleo de acciones inherentes y consecutivas al reverie es distinto en uno y en otro, encaminados de acuerdo a la función de verdad (en el análisis) y/o de la capacidad analítica como analista (en la supervisión)…Toda <<acción>>debe ser un producto del reverie del supervisor en función de supervisión, y no de análisis del supervisando. El reverie del supervisor debe incluir, entre muchos elementos, los de qué es, qué sucede, cómo es, cuándo sucede, y así sucesivamente. Y, una vez más en absoluta honestidad. Lo que el supervisor no <<sepa>> no debe <<inventarlo>>. Incluido, también, está la mayor sensibilidad y respeto para con el <<estilo, capacidad>>, momento evolutivo y teorías y modelos (nuevos o ya conocidos) que prefiera o requiera emplear el supervisando.” Añade que también por lo complejo y difícil de la tarea propone supervisión de supervisiones, siguiendo la concepción expuesta.

Como ilustración de lo anteriormente expuesto el Dr. García nos ofrece dos trabajos realizados y pensados con dos de sus supervisandas: “El perrito y la ira” (2002) y “Supervisión: exposición de un modelo” (2006).

La función didáctica es otro tema que ocupa un lugar central en la mente pensante de García. Desde muy temprano, en 1973 en el Instituto Psicoanalítico de Sao Paulo, presenta y discute uno de los trabajos más iluminadores acerca de tan esencial tarea: crear y preservar analistas y, así también la disciplina Psicoanálisis. El trabajo titulado <<Función y disfunción Didáctica>> invita a pensar con mucho detenimiento, paso a paso, discerniendo acerca de la Función Docente del Instituto, identificándola y definiéndola como la transformación de Analizado en Analista. García, ubicándonos en la práctica nos hace ver que la situación es muy compleja. El que elige ser o está haciendo la formación, no es Analizado aún, es Analizando, por tanto se hace indispensable pensar que se trata de dos dimensiones: la Dimensión Analítica y la Dimensión Docente. “En la  Dimensión Analítica el vertex es O.” “En la Dimensión Docente del Instituto, en materia teórica el vertex es habitualmente K. En materia práctica, especialmente supervisión, muy a menudo el vertex es K o K→O, y más raramente O→K.”

De esta manera su exposición nos va llevando por cada una de las vicisitudes que se presentan en el camino de formar un Analista y de lo primordial que se torna poner cada tarea en su lugar, haciendo hincapié en no perder el norte y diferenciar las dimensiones. Es un trabajo que tiene una enorme vigencia en los momentos actuales, cuando se confunde Función Didáctica con un escalafón a alcanzar, cuando realmente no es lo que corresponde, es una función no un escalafón. Este trabajo es realmente una de las más solidas y novedosas contribuciones de nuestro pensador, quien con verdadero ahínco se ha dedicado a cuidar todo lo concerniente a las responsabilidades y quehaceres de todo analista: seleccionar, formar, supervisar y analizar para así crear analistas que puedan usar su capacidad analítica desde la talla que cada uno porte en su alma.

Entremos ahora en los aportes a la Teoría Psicoanalítica.

Considerando el llamado por Freud “Complejo de Edipo” y su enorme importancia en la estructuración de la mente humana, cabe incluir trozos esenciales de dos nutritivos trabajos que nos brinda el Dr. García, profundizando y dándonos unas claras coordenadas al respecto: <<Edipo y Sensatez>> (2006) y <<Más allá de Edipo>>(2005).

En este último trabajo mencionado la contribución consiste en brindarnos tres postulados que nos amplían el aporte de Bion sobre lo que él denominó Edipo en K, es la concepción del Edipo como instrumento mental fundamental, el Edipo como vehículo esencial del Conocimiento.

Los postulados. “El primer postulado es que tanto ♂ como ♀ pueden considerarse en dos dimensiones existenciales que no exigen mayor discusión: el plano somático, físico y material por un lado, y el plano mental, espiritual, inmaterial por el otro. Tenemos una realidad observable que podemos representar así:

La masculinidad   ♂ somática y ♂ mental

La femineidad        ♀ somática y ♀ mental

El segundo postulado parte del hecho de que ambos signos (♀ y ♂) constan de un circulo (O) y de un signo accesorio, una flecha (↑), una cruz (+) en otro. El postulado consiste en que podemos separar en estos signos el círculo (O) de la flecha (↑), y de la cruz (+), y considerar lo siguiente:

(O) representa aquello común a la masculinidad y a la femineidad, lo humano en ambos y, a su vez, somático y mental como dimensiones propias.

(↑) y (+) representan la diferenciación entre masculinidad y femineidad en lo somático y en lo mental.

En esto entiéndase que por masculinidad, representada por (↑) se consideran atributos de la serie paternidad, potencia, vigor, penetración, y profundidad, y así sucesivamente. Y por femineidad, representada por (+) se alude a maternidad, receptividad, alegría efervescente, y así sucesivamente.

El tercer postulado  es que hay un vínculo sobre el cual se crea una relación, tanto entre ♂ y ♀, (♂↔♀) como entre ↑ y + (↑↔+). Y que ese vínculo es el que tiene el potencial, en la dimensión humana (y en otras también) de la creación de vida y crecimiento. O su opuesto, en mayor o menor medida.”

“Pues bien, el instrumento para realizar esta odisea del conocimiento es el Edipo en K, o Edipo en Conocimiento. Con lo cual hemos ido más lejos del Edipo clásico, que se limitaba a las emociones de Amor y Odio, sin penetrar en el Conocimiento.”

“Hoy en día es ineludible darle el peso que tiene el Edipo en K. Nos permite ir muchísimo más allá de sólo estar inmersos en un juego de pasiones de amor y odio, de ser juguetes impensantes de impulsos poderosos, de ser títeres de destinos desconocidos que salen de dentro de nosotros. Es conocer y poder pensar eso y, si nos es otorgada por aquello que nos corresponda, llegar incluso a la sabiduría.”

“Lo que se <<espera>> conocer… resulta en el conocimiento de la experiencia emocional de <<un estado mental en el que se siente contener padre y madre buenos y en armonía, que no son tan exigentes como para no poder ser satisfechos, ni están tan dañados como para no poder ser preservados, y que retienen suficiente agresión como para poder ser potentes en la creación y en la defensa>>” (Money Kyrle. Man′s Picture of his World, Duckworth, 1961.)        

En <<Edipo y Sensatez>> (2006) nos pasea a través de un re-análisis parcial del Oedipus Rex de Sófocles, tomándolo como si fueran asociaciones de un analizando en sesión, desde el vértice bioniano: D4 y columna 2 en su tabla y de su concepción de Edipo en K.

Desmenuza el drama de Sófocles para de esa manera apuntar sus luces y así observar la verdad de Edipo. Tomaré solo trozos de lo escrito por el autor eligiendo lo que considero es su mayor aporte psicoanalítico. “Voy aquí a postular, como parte del Edipo en K, que Edipo, el de la obra es un insensato al no observar y hacerle caso a la evidencia disponible. Y diré en qué me fundo”.

“Edipo sabía, por haberlo vivido, que el matar al padre no fue un asesinato, y que sí fue un acto de defensa propia de vida y dignidad de hombre de la época… fue Layo quien lo atacó con lanza para sacarlo del camino, por lo que Edipo lo mató e él y a casi todo su séquito, de frente y sin doblez alguna.” Nos aclara aquí el autor: matar es quitar la vida. Asesinar es matar con alevosía, premeditación y malicia. “…el incidente no resultó agradable, pero no era para sentirse <<culpable>> y, más aún, con una culpa de esas dimensiones.” Así va el pensador hilando fino en su observación de lo acontecido y nos dice: “Se hace evidente, entonces, que la tal <<culpa>> de Edipo por la colección de <<crímenes>> en cuestión no era merecida, ya que de ninguno de ellos era responsable. Lo que le hizo falta fue pensar con sensatez.

“Retornando a mi postulado (<<Edipo insensato>>) he de comentar que la sensatez (ausente en Edipo y en muchos) es una experiencia emocional y del pensar, simultáneamente, en la que se ha domeñado y encauzado la emoción lo suficiente como para permitir a la mente estar en lo que Bion ha denominado D4 (Fila D, Columna 4) en su Tabla…D4 es la posición mental en la que se puede dirigir la atención hacia <<algo>> (una realidad aprehensible) con una mente fresca, vacía y, por lo tanto, receptiva de  ese <<algo>> que es la realidad, cualquier cosa que esta sea. Redunda en la capacidad de observar con certeza y de poder pensar lo observado con rigurosidad.” Es esto lo que nos corresponde alcanzar como analistas y el instrumento que hemos de legar al analizando: observar y pensar analíticamente.

            “Si Edipo hubiere aplicado la sensatez no habría sentido culpa por crímenes no cometidos, con su secuela de males como castigo. En su lugar hubiera sentido una gran tristeza por haber tenido el padre y la madre que tuvo y por la historia de vida que le depararon. Su único <<pecado>> fue el pertenecer a la estirpe de Layo, maldito por los dioses… ello es razón de profunda tristeza y pesar, mas no de culpa ni responsabilidad.”…reconocer una tristeza de esa magnitud es insoportable, o casi, mientras la persona en análisis no haya <<crecido>> lo suficiente como para tener la entereza de enfrentar la realidad que la origina… “Es más fácil sentirse culpable que triste… Pero es ineludible si se ha de llegar a ser quien y lo que se es… si el análisis, o la vida, ha de ser y hacer lo que genuinamente le corresponde ser y hacer.”

Penetremos en mayores profundidades del nivel de abstracción de nuestro pensador.

Como abreboca tomaré un trozo de un trabajo realizado en 1996 que llamó: “Narcisismo y Creación, Idea Mesiánica y Cambio Catastrófico”, presentado en la II Mesa Redonda sobre Narcisismo de la Asociación Venezolana de Psicoanálisis: “<<Puesto que todo mi interés y toda mi energía están puestos en mí, en lo que soy y seré, soy narciso, según dicen>> Un feto cualquiera. <<La catástrofe es inherente en mi vida y en la vida>> Otro feto”.

“Tomando la invitación de Freud y Bion, tratemos de imaginar un ser recién creado. Tratemos de imaginar cómo siente-piensa… tratemos simultáneamente de imaginar ser el recién creado y ser un observador adulto… empecemos el esfuerzo de imaginación:

<< ¿Qué soy yo?>>. No sé. Solo pienso-siento que soy un proceso, el proceso que impera y domina la máquina biológica de crecimiento desaforado… Soy un gerundio, un <<creciendo>>, de modo infinitivo, ejecutándose en presente, pero refiriéndose a un tiempo cualquiera… Estoy inmerso en una tarea de construirme de casi cero, peso hasta varios kilos dentro de nueve meses. Pero no sé qué yo soy yo. No diferencio entre yo y otros, entre yo y mundo, entre mente y materia.”

<< ¿Cuáles son mis instrumentos?>>. Lo que me ordenan esas incógnitas que no comprendo y que llaman genes. Y esos genes me han dado este sentir-pensar en un cuerpo-mente embrionario… Soy, y me siento-pienso, frágil y vulnerable… ¿Qué sucede si se detiene el crecer? ¿Me estanco o muero o me deformo o qué? …y a veces siento-pienso algo terrible, algo que llamaré catástrofe de fin de mundo-yo.”

En su inagotable actividad de pensador, en el 2007, el Dr. García escribe un trabajo titulado “Existencia↔No-existencia: Reflexiones” donde nos eleva a dimensiones de abstracciones inconmensurables producto de su indagación de lo planteado por Bion. Toma la Tabla, instrumento legado por Bion que condensa su Teoría del desarrollo de la capacidad de pensar, y diserta junto a sus aportes hasta llegar al cubículo de la Tabla, arriba y a la derecha, que Bion deja como un espacio vacío en aras de la evolución del pensar, con la amplitud y la libertad que lo caracteriza. En ese espacio el Dr. García ubica la “no-existencia”, donde cabe la proto-mente, llámese “feto-bebé-recién-nacido”, con los vínculos L, H y K , también aportados por Bion, hasta la “no-existencia” del envidioso que devora la existencia en donde quiera que esté para destruirla y aumentar así su “no-existencia”. Entran aquí los esenciales conceptos que Bion aporta y que el pensador-García-analista vuelve a pensar y los expone con detenimiento en el transcurso de dicho trabajo, me refiero a la noción de punto (.) y línea (—–) que contienen lo que será, algo así como el potencial de SER, pensar-existir y el uso que se le dé a ello. Bion lo plantea desde el hambre voraz destructiva del envidioso, un presente consecuencia de un pasado de destrucción. El Dr. García lo plantea como un presente con un futuro, donde L, H y K pueden, o no, tener el signo menos delante (-), es decir, a modo de nuestro “feto o ser recién creado” en crecimiento desaforado o en proceso de destrucción de su germen de mente de “recién creado”. El Dr. García nos deja como legado una ampliación de la Tabla de Bion.

Como cierre a este aparte dedicado a los aportes del pensador, solo mencionaré uno de sus más recientes trabajos que podría fungir de broche final (hasta este momento), de lo que a su mente-pensante incansable concierne y, porque además ha sido escogido como el artículo que podrán tener los lectores de este libro a la mano como ejemplo de la producción intelectual, psicoanalítica e insondablemente humana de Antonio García. El titulo del trabajo habla ya del vuelo mental del autor y de la dimensión a donde nos lleva: “Sobre la relación Consciente (C) Inconsciente (I) y la Físico-Matemática Moderna”. Abril. 2011. Este trabajo, además, formará parte del actual libro en producción del autor.

Es mucho más “lo que queda en el tintero”, como diría el Dr. García esperando siempre que lo anteriormente expuesto sirva de alimento para pensar.

[1] Tomado del trabajo: “Un aporte a la Selección”. Presentado al Instituto y a la Sociedad Brasilera de Psicoanálisis de San Pablo en el intercambio Didáctico del año 1973 y publicado en la Rev. Bras. 8:255,1974.

[2] Trabajo elaborado junto a su esposa Yamila Yamín, presentado en las Jornadas de la Asociación  Venezolana de Psicoanálisis, Caracas, Oct. 31,1992.

[3] Las bastardillas son mías

[4] Tomado del trabajo: “Supervisión, AG y Kundera”1989.

De inmediato, es necesario subrayar que la tarea de investigador en Psicoanálisis, para la mente acuciosa y  brillante del Dr. García, nunca está acabada.  Esto se debe, fundamentalmente, a que su universo de discusión pertenece al mundo de lo mental-inmaterial. Universo que nunca aceptó como saturado ni atado a dogmas o prejuicios que lo rigidicen  y empequeñezcan. Muy por el contrario, debe representar un cuerpo de conocimientos estimulante en esencia y potente a fin de trascender. En consecuencia,  he podido realizar esta tarea en libertad de expresar aquellos criterios que, desde el vértice del pensamiento crítico, tal y como he podido entenderlo, merecen ser re-pensados. Vueltos a pensar con detenimiento a fin de poder valorar su dimensión y trascendencia; particularmente, en el área que nos ocupa como es la del Psicoanálisis; para ello acometeré la tarea encomendada en el entendido de que  en el pensamiento crítico residen, fundamentalmente,  la habilidad de reconocer, construir y evaluar conocimientos, no personas.

Dadas las limitaciones de espacio he decidido seleccionar del cuerpo de sus ideas, las que considero más representativas de su línea de trabajo y pensamiento, organizándolas en tres grupos a los que me ceñiré, en el entendido de que la arbitrariedad de mi criterio puede no coincidir con el criterio del autor revisado.

I.- (K) CONOCIMIENTO Y  (O) VERDAD

II.- PENSAMIENTO Y FE

III.- SELECCIÓN: CAPACIDAD ANALITICA

 

I.- (K) CONOCIMIENTO Y (0) VERDAD

¿Qué es la Verdad? ¿Puede llegar a conocerse como un universal, independiente de  las versiones que de ella tengamos a lo largo de nuestra vida? ¿Existe, en Psicoanálisis “una” verdad, en tanto mental? ¿La de quién? ¿La del paciente? ¿La del Psicoanalista? ¿La que ambos construyen? ¿La que ambos modifican a lo largo de un proceso conocido como “Psicoanálisis”?

Profundidades filosóficas y de vida en las que nos sumerge, desde el  principio, el pensamiento de García.  Derivan del eje central de su trabajo, a saber, la exhaustiva revisión de la obra del Dr. Wilfred Bion[1], psicoanalista inglés, a cuya elaboración dedicó buena parte de su vida y su visión como Psicoanalista. Siendo, en consecuencia, que la envergadura de tal propuesta obliga, sin más preámbulo, a la revisión inmediata de dos puntos fundamentales dentro de este apartado: primero, la finalidad del Psicoanálisis y  segundo, el relacionado con su original presentación de la tolerancia a la frustración.

Respecto de su finalidad, en García (1987b, 2001, 2007) queda transformado el concepto tradicional de Psicoanálisis, en tanto instrumento para descubrir y resolver  conflictos, reprimidos o no, dentro del ámbito de la regresión transferencial, para expandirse como la herramienta indispensable para Conocerse-se (KàO);  se revela como instrumento para el Conocimiento: K de la Verdad: O; lo incognoscible, la esencia de vida, tanto del paciente como del Psicoanalista. Será entonces, el conocimiento (K)  de la verdad en el paciente (O) el objetivo central de su análisis, no el que un, o unos, síntomas desaparezcan.

En segundo lugar,  presenta García (2009a, 2009g) una forma diferente de abordar la tolerancia a la frustración, en tanto por esta última entiende permanecer en la ignorancia. Por lo tanto, modificar la frustración es intentar transformar la ignorancia en conocimiento: K↔O.  Para García (Cap. XV s/f, 2009b, 2009j) la tolerancia al desconocimiento es posible gracias a la transformación (Tα→Tβ) entre lo captado sensorialmente (elementos beta: β) y su conversión en ideas (elementos alpha: α) a través de una función alpha: fα, fundamentalmente aportada por la madre. Es en esta función sobre la que descansa todo el proceso del pensar, aún cuando no está especificado en forma explícita cómo funciona una de sus propiedades características: razonar. De estos postulados se puede  deducir que a mayor función alpha, habrá mayor capacidad para pensar y a menor función alpha, menores posibilidades habrán de transformar una impresión sensorial en algo digerible y por ende pensable.

Subraya García (2009g, 2009h) que, junto a la importancia de la tolerancia a la frustración, a la Verdad se llega a través de sus aproximaciones: KàO. Nunca llegaremos a conocerla porque su esencia siempre será incognoscible. Estas aproximaciones pueden resultar evidentes o ser producto de lo que considera una de las más valiosas herramientas para el Psicoanalista: La Intuición: “contraparte de lo que es el sensorio en el mundo físico o material”. García (2009h) Es decir, la capacidad para conocer (K) más allá de lo sensorial y de lo evidente: a priori. (Este punto se retomará en el apartado III) Agrega además, que todo conocimiento parte de una aproximación emocional hacia el mismo. Puede haber amor por el conocimiento: +K, esto quiere decir, que se ha podido conocer constructivamente, para crecer en la vida: K en L; y se puede conocer destructivamente; con odio al conocimiento: -K o K en H.

 Agrega García, que la intolerancia a la frustración también puede implicar evadirla, en cuyo caso se emplearán todos aquellos recursos mentales, tradicionalmente conocidos como “mecanismos de defensa”. Estos permiten no tener que aceptarla, situación que queda representada en la tabla, por la columna 2; lo cual es igual a evadir la verdad-realidad o –K; odio a la realidad; tan intenso que puede llegar a destruir la percepción sensorial y es lo que vemos en el pensamiento del psicótico.

Derivado de este último punto, podemos preguntarnos si existen dos formas de atacar el conocimiento, a saber: 1.- la que se dirige a “desmantelar” el conocimiento, hasta que pierde su sentido y desaparece = psicosis, -●←↑ y 2.- “conocer” para integrar ese conocimiento destructivamente, o conocimiento que crece a la manera del cáncer = fanatismo; psicopatía, delirio funcional -●→↓, ¿-F6?

En consecuencia creo necesario volver a pensar con García (2000, 2009f) en la extraordinaria utilidad de la Tabla, especialmente, para la columna 2 y así re-evaluar nuestra capacidad para transformar la realidad en lo que queremos, no siempre conocida como “mentira” sino como “Imaginación”. Particularmente, cuando es usada, sistemáticamente, para “vivir” en un gratificante engaño que no perturba;  de donde queda por revisar, y muy cuidadosamente, lo que García (2009c) menciona como la función anti alpha, en tanto ego-sintónica cuando se trata de construir un sistema delirante funcional, como el del fanatismo. Generalmente, tan lógica y peligrosamente montado y argumentado, que es inmediatamente creíble ¿Es posible ubicarlo en –G6?

Si Conocer, (K), es la facultad para percatarnos de la realidad y la función alpha la encargada de proveer su funcionamiento, ¿Se relacionan la intolerancia a la frustración de conocer con la presencia de la función alpha? En consecuencia: ¿Siempre que estemos expuestos a la realidad y tengamos desarrollado el aparato para conocerla, la captaremos con la menor distorsión posible? ¿Qué nos hace dudar o qué vuelve veraz el conocimiento que tengamos de ella? ¿Determina la tolerancia a la frustración  las variaciones que existen en cuanto a la necesidad o deseo de conocer (K)  la realidad y re-conocernos en ella?¿hay una relación directamente proporcional entre  desconocer y el sentirse frustrado por ello?

Queda abierta, además, la posibilidad de discutir si es posible sostener que la cantidad de función alpha, es una garantía de su calidad y pertinencia;  es decir, ¿Conocer la realidad significa que, necesariamente, vamos a creer en ella? Conocerla, ¿la vuelve confiable?

 De aquí se colige la importancia y lo complejo de desarrollar (K)  como herramienta para llegar a la (O), Verdad de la esencia, tanto en el paciente como en el analista. (García, 1992) El problema estaría, de inmediato, en la enorme dificultad de definir “la Verdad de la realidad” sin correr el riesgo de tomarla como un concepto tan relativo a “como cada quien la defina” y según para “lo que cada quien la utilice”. Es por ello que considero vale la pena continuar revisando algunos de los postulados de García (2009e) en los que sostiene que: 1.- “el alimento de la mente que le permite crecer es la Verdad. La Verdad es la realidad.”(2009e) 2.- “la Verdad no necesita de un pensador, la mentira sí”. (1987b) Postulados que remiten a la homologación entre Verdad y Realidad; relación, lamentablemente, no siempre cierta ni posible; particularmente, en el camino que pretende explicar, por ejemplo, la formación del razonamiento dogmático en cualquiera de sus variantes: religiosa, política o moral, como consecuencia de pensar en H= odio a la realidad. Sin embargo, ¿Qué ocurre con cualquier forma de conocimiento cuyos argumentos son, radicalmente, usados como creencias para justificar así la ausencia de toda  verificación posible? Po9r otra parte, ¿existe posibilidad alguna de crecer, evitando la columna 2?

Suena poco probable sostener que siempre que intentamos “maniobrar” para sortear el peso o las consecuencias de una realidad desagradable, estemos  mintiendo-nos con fines exclusivamente destructivos o de ataque hacia aquello que molesta.

Por todo lo anterior, encuentro que no será lo mismo integrar los diferentes aspectos del  conocer si el vínculo que une o que desintegra es el amor = agrado (L) o el odio = desagrado (H) por el conocimiento. Queda la interrogante en puertas a fin de indagar: ¿de qué dependen los movimientos PS↔D, es decir,  la fuerza cohesiva entre varios registros, así como sus posibilidades para desintegrarse y re-integrarse a favor de nuevas y más complejas re-agrupaciones de información?  Prefiero dejar abierta la respuesta ya que no siempre encontraremos que esa fuerza cohesiva se establece en función de “L” sino que muy bien puede integrarse en “H”.-

Se complica aún más esta tarea si le agregamos a nuestro universo de discusión, dos componentes muy importantes del aparato mental: el primero, tiene que ver con el componente instintivo, a fin de averiguar si podemos hacer una relación directamente proporcional entre K en L o +K y pulsión de vida, vs –K o K en H y pulsión de muerte. El segundo componente es inmaterial por excelencia, ya que se trata de la vida de fantasía, por supuesto, inconsciente y configura el primer y más eficaz mecanismo de comunicación conocido como identificación proyectiva↔introyectiva; capaz de realizar transformaciones de lo sensorial (externo) hacia lo mental (interno) y viceversa, desde los primeros momentos de la existencia. En consecuencia, nos podemos preguntar: ¿Se necesita que la diferencia yo – no yo esté claramente establecida para que comience a funcionar la vida mental o vida de fantasía? Si no existe lo mental, ¿cómo puede haber una proto-mente capaz de tener pre-concepciones, proyectar-introyectar desde el inicio y comunicarse intuitivamente? ¿Cuál sería la función del reverie materno? Me referiré a ello, con más detalle, en el punto dedicado a “Pensamiento y Fe”

Sé que puede parecer un disparate cualquier planteamiento de la Verdad que la conceptúe como algo tan relativo como plural. Más aún si hablamos de la Verdad en un mundo, tan complicado, como el mental.- En el cual, “conocer” la Verdad, para una persona y para un momento determinado de su vida, puede no tener que ver sino con lo que cree verdadero; es decir, aquello que está aconteciendo en la realidad y de lo que puede percatarse sesgada y/o prejuiciadamente. ¿Significa ello que se está mintiendo? Por otro lado, ¿Es siempre un ataque a la realidad el evadirla cuando frustra? ¿Puede resultar prudente o pertinente tratar, siempre, de modificarla?

La intolerancia al conocimiento cuando este es expresión de la verdad, la mayoría de las veces se refiere a un conocimiento que puede ser doloroso y difícil. No resulta tolerable, y no, porque no pueda conocerse. Tal vez sea por ello que la mente siempre tiene a mano, ante el mínimo registro de displacer, la magnífica e imperecedera capacidad de “satisfacción alucinatoria del deseo” (co-responsable, con posterioridad, de todo lo concerniente a soñar y suponer). Ella se encarga de la necesidad de hacer posible y constante, todo lo que nos gratifica. Expresé, en múltiples oportunidades, a García, mis severas dudas acerca de que siempre resulte gratificante, o preferible, conocer la realidad, por más verdadera que esta sea.

Quiero culminar este primer punto con un comentario acerca de las conexiones, es decir, lo que hacemos: el uso que le damos a las ideas, según las hayamos descubierto y/o nos las hayan presentado, en “L” (con agrado) o en “H” (con desagrado o molestia). Tal y como lo entiendo, el registro de estas cualidades senso-perceptivas en los humanos, permite una organización y traducción del mundo tan radical como efectiva; nunca es mecánica ni pasiva; de manera tal que lo que me gusta y agrada, me calma y satisface es “Mi”= “L”, del mismo modo que lo que no me gusta, me desagrada, me perturba o molesta es “No Mi”= “H”. Vamos a encontrar, con mucha facilidad además, que lo permitido no siempre es representativo de lo que nos gusta (L) y, en consecuencia, lo prohibido tampoco coincide  con lo que rechazaríamos (H), naturalmente.

Quedan por revisar múltiples facetas tanto del acto de conocer como del uso de ese conocimiento sobre la realidad que, como ya dije, están relacionadas con funciones tales como el razonamiento, la capacidad para juzgar, clasificar, discriminar y relacionar conocimientos. Reitero, capacidades que existen desde nuestros comienzos, aprenderemos cómo usarlas y, en el mejor de los casos, descubriremos con posterioridad, cómo nos han llevado a decisiones muy complicadas, por sus consecuencias, en la vida.

 

II.- PENSAMIENTO Y FE

A mi modo de ver, pensar no es un accidente ni un regalo. Es una capacidad mental con la que nacemos y que habrá de desarrollarse dentro de circunstancias tanto constitucionales (internas: biológicas y mentales) como familiares (externas: sociales y culturales) muy particulares y, además, irrepetibles. Son únicas. No sólo por la forma como aparecen sino, además, por la forma como son vividas. Cada ser trae una dotación mental, un aparato para pensar acerca de lo real que germinará dentro de un suelo familiar y cultural que le va a resultar característico. Es por ello que podemos preguntarnos: ¿Qué garantiza que aprender a pensar va a permitir la captación de la realidad con las menores distorsiones posibles? ¿Qué garantiza que saber pensar implique, además, saber usar lo conocido? ¿Hasta dónde depende ello de la función alpha de la madre? ¿Qué define la posibilidad de pensar con sensatez?

Respuesta que se nos complica, aún más, cuando entramos en los terrenos de las primeras formas de comunicación mental que maneja un ser humano, mucho antes de que aprenda a manejar los códigos que definirán su forma de lenguaje. Ya las mencioné con anterioridad y son ampliamente conocidas, por pertenecer al mundo de lo mental, como “mecanismos de defensa”; organizadores y catalizadores mentales del mundo exterior, reitero, activos desde el inicio de nuestra existencia.

En consecuencia, resulta particularmente difícil conjugar este planteamiento de la presencia y acción de la vida de fantasía desde el inicio, con el supuesto que nos propone García (2011a)  de una proto-mente  incapaz de pensar sino a través de la función alpha de la madre. Este último postulado pre-supone la presencia contundente de la función reverie, característica de la madre y, por definición, indispensable para que un pequeño ser pueda aprender a pensar. Según García (1987b, 1996 y 2009a), siguiendo a Bion, es la madre la encargada de transmitirle a su bebé la función alpha y, con ello, la posibilidad de pensar en lo que siente. Si ella no lo hace, el bebé quedará imposibilitado para transformar los elementos beta (información sensorial del mundo material) en elementos alpha (registros inmateriales pensables, que se conocen como “ladrillos del pensamiento”).

Por tanto, creo de extraordinaria importancia revisar, no sólo la cualidad de la función alpha de la madre sino cuánto influye, verdaderamente, en la configuración y activación de uno de los sistemas de procesamiento de datos, mejor diseñado y listo para funcionar, que traemos los seres humanos desde el momento del nacimiento, si no desde antes, conocido como el sistema senso-perceptivo. Responsable de que podamos aprender. Encargado, no sólo de transformar impresiones captadas por las neuronas receptivas, preparadas para captar estímulos proximales, que reproducen las cualidades del estímulo real sino que, además, son capaces de enviar esta información a otras neuronas (interneuronas) a modo de impulsos electroquímicos a fin de que esta información llegue al sistema nervioso central y le demos sentido a lo percibido, se relacione con conocimientos previos y se le reconozca con posterioridad.

Ahora, ¿Dónde entra la madre en todo esto? A mi modo de ver, en su definición como colaborador-facilitador de este extraordinario proceso del pensar, o función alpha del recién nacido. Me resulta útil la metáfora de que la madre es al pensar de su hijo, como el agua para que una semilla germine y crezca. Pero, lo que esa semilla será, dependerá de la función alpha que trae el niño. Siendo que, además, es menester considerar, tal y como señalé al final del apartado anterior, la importancia en el pensar, no sólo de la transformación de lo sensorial-material a lo mental-inmaterial sino de lo que se hace con ello.

Es aquí donde considero que radica la importancia de la madre y su capacidad para pensar; ya que es ella, o quien ejerza su función, la organizadora del mundo exterior tal y cómo se lo presentará a su hijo; será el entorno familiar el encargado de transmitir el código de valoración que un bebé va a signar a muchos conocimientos, no sin antes ponerlos a prueba; una mente primitiva sana está muy lejos de funcionar como un ente que acepta pasivamente lo que le dan, sin interactuar, explorar, revisar, aceptar o rechazar como agradables (mi) y/o desagradables (no mi), conocimientos que, a su vez, serán discriminados como permitidos o prohibidos, buenos o malos, correctos o incorrectos, y así con toda la información que la vida le ofrezca. Si nos ponemos acuciosos, será esta una tarea para toda la vida.

Tal vez sea la función reverie un momento privilegiado en la mente de una madre bien dispuesta, cuando puede,  a descubrir, en el mundo de lo no verbal, qué le pasa, qué necesita o qué le molesta a su bebé. Lamentablemente, no siempre ocurrirá la feliz coincidencia de que el bebé se dé cuenta de lo difícil de este proceso de conocerse mutuamente, alimentándose así uno de los fundamentos de la vida de fantasía que casi siempre interfiere en la captación de la realidad: el pensamiento mágico y la omnipotencia de pensamiento.

Respecto de los elementos alpha y beta,  García nos invita a dejar abierta la posibilidad de plantearnos algunas consideraciones acerca de los mismos: A).- la existencia de tres tipos de elemento beta: A.1.- los susceptibles de transformación en elementos alpha por la acción de la función alpha; A.2.- los que fueron susceptibles de transformación en elementos alpha y que en las situaciones de extrema intensidad e interferencia afectiva (no sabría si por acción de la función anti alpha) vuelven a convertirse en elementos beta y sólo son susceptibles de ser evacuados por lo que se convierten en promotores de proyecciones masivas: transformaciones proyectivas,  delirios y/o un acting y A.3.- los elementos beta que nunca podrán ser pensados y se expresan, por ejemplo, en las somatizaciones.- B).- la existencia de tres tipos de elementos alpha: B.1.- los elementos alpha en tanto pensamientos que pueden ser pensados y usados (columna 6) como verdades o como mentiras.- B.2.- los elementos alpha que serán reprimidos sin que ello signifique que no pueden pensarse, eventualmente, dentro de la lógica del mundo inconsciente. B.3.- los elementos alpha lo suficientemente débiles o desagradables como para convertirlos en elementos beta.

¿Qué tipo de pensamientos o ideas forman un razonamiento o estructuran la capacidad para razonar? ¿Es la capacidad para razonar un trabajo de la función alpha y es siempre consciente? ¿Es el razonamiento intuitivo inconsciente? ¿Dónde queda ubicado, al soñar, el razonamiento que, en la elaboración secundaria, parece perfectamente coherente? Si los elementos alpha permiten la construcción de argumentos falaces, ¿puede pensarse en la psicopatía? ¿Puede tener el elemento beta la fuerza suficiente como para propiciar la argumentación de una mentira?

Dejo abiertas las respuestas

Es, por todo lo anteriormente descrito, que es necesario re-considerar la definición de barrera de contacto como estructura permeable que permite el paso entre los sistemas consciente-↔inconsciente. Siendo este último característico de los elementos beta y por ende sólo susceptibles de descarga y, por supuesto, no pensables. Igualmente, queda abierta la posibilidad de volver a pensar en la igualdad propuesta por García (2011d) de: Inconsciente = elementos beta = no pensamiento; Consciente = elementos alpha = pensamientos; sosteniendo, además, que “ antes de la formación de la barrera de contacto no existe Consciente ni Inconsciente, ni relación C↔I: la proto mente está en otra dimensión distinta a la de la mente con C e I” García ( Visión tubular s/f y 2011d) En consecuencia nos volvemos a preguntar: ¿Está el Inconsciente sólo formado por elementos beta? ¿Sólo piensa la mente consciente? ¿Qué pasa, entonces, con el pensamiento intuitivo? Por otro lado, ¿Qué sucede en la mente del recién nacido? ¿No puede pensar? Parece que tal y como pensará un adulto, indiscutiblemente que no. Pero, considero se ha demostrado, suficientemente, que la mente de un recién nacido viene capacitada para trabajar activamente y a una velocidad irreconocible para lo que será pensar en su vida futura, a fin de captar, percibir, organizar, codificar y usar información que clasifica en complejos sistemas senso-perceptivos, a fin de conocer: “K” , el mundo que le rodea.

Otro tanto sucede con el complicado proceso de descubrirse como persona. Igual o diferente a los demás. Es, en el proceso de construcción y re-conocimiento de la identidad, donde toma particular relevancia el vértice Edípico tal y como lo propone García (2005, 2006) como coordenadas organizadoras del mundo mental, en la similitud y en el contraste; un punto (●) que adquirirá dimensión y profundidad entre las coordenadas paterna y materna, de hombre y de mujer. Lo masculino y femenino que hay en el cuerpo y en el alma, en lo biológico y en lo mental, en un momento de vida en el que resulta de particular importancia definir, (en “L” o en “H”)  quien se es, por qué y para qué se necesita una identidad definitiva.

En consecuencia, es en la triangulación Edípica de la que nos habla García (2005, 2006 y 2007)  en la que se produce  la forma más importante de organización del pensar en función de la identidad. Si no se produce, no se encontrará el espacio o dimensionalidad donde formarse. La identidad quedará en un solo plano. En el mejor de los casos como una línea que no puede proyectarse hacia el futuro. Por el contrario, en la tridimensionalidad se plasman lo femenino y lo masculino en ejes diferentes para que pueda surgir lo similar y el contraste; lo complementario y lo excluyente de forma natural e irrepetible. Creo que hay pocos escritos en Psicoanálisis que destacan con tanta claridad la importancia de la función parental como complemento necesario para sacar a un hijo de la bidimensionalidad y abrirle vértices mentales a su vida con la presencia del tercero, es decir: lo diferente de mí.

Es, sin lugar a dudas, de esta particular relación, de donde se producirá el marco necesario para aprender a pensar en diferentes dimensiones, vértices, según la posibilidad de encontrarle sentido y pertenencia, no sólo a lo que se registra, sino a lo que se siente; siendo este, a su vez, el sustrato indispensable para aprender a pensar con Fe: en el presente y en el futuro. García (2009c y 2009j) nos invita a entender las transformaciones que le son inherentes al pensar a fin de poder simbolizar. Capacidad de abstracción que llegará hasta su última consecuencia en la posibilidad de representarnos como personas ante nosotros mismos y ante los demás. Se resume en lo que siempre llamó “ser gente”. Nuevamente, es KàO a partir de un proceso que abreviaré como T = O => Tα => Tβ y donde esta última transformación se toma como el origen de una nueva transformación y así sucesivamente dentro de la complejidad del pensar.

No obstante las respuestas que estas reflexiones suscitan, deseo detenerme en un punto de extraordinaria importancia en la revisión del trabajo de García (2007, 2009c) y que tiene que ver con “la nada” mental y el lugar donde ese sentir se aloja como una verdad. García nos explica que múltiples factores pueden condicionar una especie de involución, en sentido contrario de la evolución natural del pensar, es decir, hacia arriba y a la izquierda (↑←) o primer cuadro de la tabla donde se cruzan los dos ejes, el vertical de las columnas y el horizontal de las filas y se aloja el “no existir”, “la nada”, “la ausencia”. ¿Lo Impensable? Pero también, el origen, el primer registro del existir, el punto (●). Con signo positivo, o negativo según crezca o se revierta ese crecimiento.

De este modo, según García,  (2007, 2009c, 2009f) la existencia, el sentido de existir depende de que el punto ● en el que se produce el primer registro del encuentro con la vida, crezca. En el sentido de la Tabla hacia abajo y hacia la derecha ↓→; es decir, tenga un futuro de descubrimientos constructivos, satisfactorios y, en consecuencia, llenos de vida: +●. Sin embargo, creo necesario re-tomar dos consideraciones en materia de crecimiento mental ya expuestas en el punto anterior. La primera,  cuando el crecimiento mental es hacia abajo y hacia la derecha de la tabla, pero con signo negativo: -●↓→; todos sabemos del disfrute que puede tener lo destructivo, independientemente de que se le atribuya o no a la Pulsión de Muerte. En consecuencia, un delirio psicótico, bien estructurado, como el de cualquier forma de fanatismo ¿Podemos ponerlo en -H6? La segunda consideración tiene que ver con el postulado de García (2009c) de desmantelar el sentido de la existencia y “pensar” pero para ir en sentido contrario en la tabla, es decir, hacia arriba y hacia la izquierda -●↑←. Sin embargo, como señalé con anterioridad, cuando conocemos en H (como aprecio a la realidad inventada, no importa cuán destructiva sea,  con predominio de PS↔D integradas en forma arbitraria), ¿hacia dónde vamos en la construcción del pensar?  Vuelvo a preguntar, ¿Es lo mismo el –K del psicópata, en F6 que la “no K”, la nada del psicótico tal y como la plantea García? (2009a, 2009c 2011b) ¿Qué le pasó al aparato para pensar cuando ha sido desmantelado = -●Oφ en su no querer pensar? ¿Llevará el dolor psíquico, indefectiblemente, hacia H? ¿Implica H una ausencia de Fe?

He aquí la necesidad de detenernos a pensar, minuciosa y acuciosamente, en diferencias de extraordinaria importancia a la hora de investigar en el mundo de lo mental, tales como las planteadas por García (2009c) entre una ausencia: lo que nunca estuvo, debió estar, pero nunca pudo ser registrado, y una pérdida: lo que estuvo, pudo ser registrado  y se fue; por lo tanto, puede conceptuarse como un objeto abandonante.

Sirva este punto para pasar al tercer grupo de estas reflexiones:

 

III.- SELECCIÓN: CAPACIDAD ANALITICA

¿Dónde queda y cómo se trabajan en análisis, las ausencias? ¿Cómo se manejan en la transferencia? ¿Qué se hace con el espacio vacío que ellas dejan, producto de la pre-concepción que sobre ellas existe y de una realización que nunca llegó a darse? Considero de extrema importancia distinguir la diferencia, tal y como nos sugiere García, (2009c) entre pérdida y ausencia, a fin de poder manejar, en las ausencias, esos espacios emocionales vacíos que reclaman una saturación pertinente y que parecieran no poder llenarse con nada porque es “la nada” lo que representan. Son transformaciones casi imposibles desde lo que hubo hacia lo que habrá y representan uno de los retos, en la relación transferencial, más significativos para nuestro trabajo como psicoanalistas. Implica construir, no re-construir ni re-elaborar porque no hay sobre qué hacerlo. Está excelentemente representado por el trabajo con niños o personas adoptadas, quienes deben construir sobre la base de una experiencia emocional de vínculo primario que sospechan, ya que existe como pre-concepto, pero que no conoció de una realización basada en un vínculo emocional que contenga. Y que continúan buscando, denodadamente, sin saber qué es. (-♀) De aquí que lo que aparece en sesión es la duda o desconfianza acerca del  contenido de esta pre-concepción (-♂), Es un movimiento PS↔D con enormes dificultades para darse y que muchas veces implica la construcción de elementos grotescos acerca de la existencia. ¿Estaríamos hablando de una columna 1 que no tiene cómo verificarse? O, ¿Estamos en una pre-concepción instintiva que no nunca tiene cómo llenarse, ni siquiera como hipótesis?

En consecuencia, debo introducir un elemento de contraste en el pensamiento de García (2011c), quien nos abre la posibilidad de pensar si la nada, el vacío, dentro del mundo de lo inmaterial-mental, es la misma nada o vacío dejado por  una ausencia material alguna vez registrada, sensorialmente. En el primer caso, creo que se trata de algo i-representable. En el segundo, se trata de algo que, aunque no sea percibido sensorialmente de forma natural y, con las imprecisiones del instrumento usado para el registro, existe como materia. De este modo nos preguntamos: ¿es la representación mental (abstracción) de un vínculo emocional, llámese deseo o sentimiento, lo mismo que la representación mental (abstracción) de una cosa material potencialmente registrable? ¿Estaremos hablando del mismo tipo de registro? ¿Será pertinente plantearnos si la dificultad e incertidumbre que existe para registrar en el mundo sub- atómico, es similar a la dificultad e imprecisión que puede existir para el registro en el mundo emocional, en tanto inmaterial, también? (García, 2009g, 2009h, 2011d) ¿Son las ideas acerca de lo que sentimos abstracciones homologables a las ideas provenientes del mundo de la matemática, en tanto, abstracciones, también? (García, 2011d)

Dejo, nuevamente, abiertas las respuestas.

Tengo pendiente enfatizar, dentro de lo que García conceptualizaba como capacidad analítica, un elemento del apartado anterior: la Fe.- Lo he dejado ex professo para este segmento por ser un requisito de invalorable presencia, en García (1997, 2009d, 2009k) para quien desee ser Psicoanalista y hacer Psicoanálisis. Fe en la herramienta fundamental de un Psicoanalista cuando quiere abordar lo que pertenece al mundo de lo mental: la Intuición; definida dentro de los siguientes lineamientos: abstracción emocional, pre-verbal, no totalmente consciente a menudo. Agregando que si es sana, será la mayor aproximación que un analista logrará a la “O” de su analizando.  Deberá estar libre de las opacidades del analista y estará representada por la no-saturación (ξ) que le permitirá tener la mente desocupada, receptiva y libre de dogmatismos, para captar la “O” de su paciente. No obstante debemos preguntarnos: ¿Es la Intuición una abstracción emocional cuyo razonamiento existe aún cuando no sea consciente? ¿Puede, realmente, un analista, trabajar sin memoria, comprensión ni deseo? ¿Tiene la atención flotante estas características?

Para García (2009k), la interpretación en Psicoanálisis es una obra de la más exquisita creación, que excluye  la aplicación mecánica de un recetario de técnicas que convierten al analista en un “tecnócrata”, particularmente afanado en la “reproducción transferencial”, como tantas veces le escuché decir, completamente alejado de la sensibilidad y agudeza que debe acompañar a todo creador conectado con su trabajo y obra: la sesión. Tal y como Freud señaló, el trabajo en el mundo de la mente era como el del escultor entregado a  la obra desconocida, pero que se sabe que existe y que la piedra esconde lista para ser progresiva, paciente y amorosamente esculpida.

Es por ello que nos habla de “Capacidad Analítica” como la capacidad para “transformar” lo material en inmaterial y así poder pensarlo; particularmente en la sesión analítica: “las asociaciones del analizando son el producto final (Tβ) de un proceso (Tα) que ha tenido un origen (O) que suponemos inconsciente, y todo ello es una transformación (T)… de donde se producirán series de ciclos que van alejando su producto de la (O) original…se entiende que la función del analista es la de intentar identificar estos componentes de la transformación: Tβ como producto final de las asociaciones. La dificultad está en identificar tanto el proceso Tα como el origen O. Más aún cuando son muchos los ciclos de transformaciones” (2009k, págs1 y 2) Dada la originalidad y “transformación” de lo que García plantea como lo que es una sesión Psicoanalítica y el enorme contraste en referencia a la luz de la teoría y técnica clásicas, prefiero dejar abierta la posibilidad de reflexión sobre este punto, ya que nos llevaría una extensión considerable revisar, con el detenimiento que amerita, un planteamiento como este, acerca de lo que es interpretar, así como de sus implicaciones, también, para el analista.

Sumado a ello deseo culminar con una de las preocupaciones que García, (2009j y cap. XI s/f) de forma reiterada, planteó hasta sus últimos momentos: el criterio usado para la selección en Psicoanálisis, a todos sus niveles. Desde la selección de candidatos, hasta la designación de didactas. Sin más preámbulos destaco dos de sus propuestas tan claras como contundentes:

1.- La selección de candidatos no debe regirse por criterios ectópicos que reflejan una confusión de la dimensión psicoanalítica sustituida por la dimensión numérica: horas de análisis, años de estar en diván, tiempo de consulta privada, horas de supervisión, etc. El criterio fundamental para quien desee trabajar en la dimensión psicoanalítica incluye la capacidad psicoanalítica, la capacidad de ejercerla, unido al interés en una persona con dos condiciones: que sea razonablemente normal y que esté razonablemente exenta de patología.- (García, 2006)

2.- Igualmente, rechazó, enfáticamente, el que la función didáctica fuese considerada como un ascenso o escalafón, también basada en el cumplimiento de una serie de requisitos ectópicos e ignorando la esencia de esta función: Enseñar; y como él hubiese dicho: “teniendo con qué”. Para lo cual había que SER Psicoanalista, no parecerlo.

En nuestra área del Psicoanálisis, no creo que exista trabajo más exigente y frecuentemente considerado como un imposible, que el cumplir con ambas propuestas. Es una tentación, difícilmente sorteable con éxito, el no utilizar estos criterios así llamados “ectópicos” pero verificables, para sustituir el esfuerzo por captar la capacidad psicoanalítica, donde quiera que ella se encuentre.

Es por todo lo anteriormente descrito y cumpliendo con el cometido de honrar la memoria de quién tanto nos enseñó de Psicoanálisis y  de la vida, que cierro estos comentarios críticos con el pensamiento de quien siempre conceptuó la dimensión de lo mental dentro de los límites de lo incognoscible:

“Se emplee o no el concepto de “O”, es evidente que nuestro objetivo psicoanalítico es la mayor aproximación a ella que podamos alanzar, con el fin de lograr una transformación del ser, una transformación en O, y no quedarnos sólo en transformaciones en K, por útiles que estas últimas sean. Es decir, realizar el proceso T=O (transformación en O), que incluye O↔K, pero a través de KàO, lo que se efectúa por medio de la observación con intuición, no con el sensorio sólo.” (García, 1987a, 2009h)

Siempre me dio la impresión y así se lo dije, de que, lo que García pretendía era lo que nos acercaría, como psicoanalistas, a la sabiduría del buen vivir. Muchas veces lo consideré y se lo comenté, como un verdadero imposible. En una de nuestras últimas discusiones le dije:

Yo no tengo empacho en aceptar que somos unos “científicos” muy peculiares. Somos arbitrarios, anecdóticos y muy poco confiables como instrumentos de registro, codificación y verificación de lo que ocurre en la mente de un “otro” quien, además, generalmente, no sabe lo que le pasa. No podemos cuantificar ni someter a revisión lo observado. En fin, que no podemos llegar a la “O” de un paciente, no sólo porque ésta “O” sea incognoscible, dado el problema atribuido a que, lo que de ella conocemos, es lo captado por los sentidos; todavía tenemos el problema adicional de que la captación de la “O” de un paciente, ni siquiera tiene parecido a la captación de la “O” de algo material como una silla o una mesa, es decir, de algo cuya esencia no cambia; sino que además, esos datos van a ser procesados por un instrumento, nosotros, que tiene las mayores interferencias. Así ha sido y así seguirá siendo. Es nuestra mayor riqueza y nuestra mayor tragedia. No somos “científicamente” confiables. Además, con un problema de confidencialidad como el que tenemos, no podemos serlo.

A lo que él me respondió: “Carmen, no es un problema de números, es un problema de Fe.”

Sirva este homenaje crítico para reconocer que, ante un planteamiento como este, no es posible un buen argumento: enfático y convincente. ¿Cómo se discuten los aspectos de la Fe?

In Memoriam.- 12.10.2011

Carmen Brandt.- 05.12.2011

[1] Durante los años transcurridos desde el 2001 hasta el 2011, el Dr. García revisó la obra de Bion en grupos de estudio a su cargo y de los que fui participante. La bibliografía utilizada se menciona como complementaria y está expuesta en el orden en el cual su estudio fue propuesto y cumplido.-

1953

1.-   1953  “EL FOTOESTIMULO EN ELECTROENCEFALOGRAFIA”.  Tésis para el Grado de Doctor en Medicina de la Universidad de la Habana. l953.

 

1955

2.-   1955  “ESTUDIO DE 100 PRUEBAS DE RORSCHACH TOMADAS EN EL PUEBLO DE BAILADORES EN LOS ANDES”.  En Colaboración con los Dres. Fernando Rísquez y Manuel Serna. 1955.  (Nota: este trabajo es la parte psiquiátrica de la investigación sobre bocio endémico realizada en el pueblo de Bailadores  por los Dres Marcel Roche, Francisco de Venanzi y colaboradores). Caracas, 1955.

 

1956

3.-   1956  “VOMITOS    Y   TRASTORNOS DEL    APETITO:    ASPECTOS PSICOSOMATICOS”.En colaboración con el Dr. Manuel Kizer.  Presentado en la Sociedad de Medicina Psicosomática. Caracas, l956.

 

1957

4.-   1957  “ALFREDO ADLER: PSICOLOGIA INDIVIDUAL Y METODOS PSICOTERAPEUTICOS”. Presentado en el Simposium Sobre Neurosis realizado en el Dispensario Central de Higiene Mental. Caracas, 1957.

5.-   1957  “HARRY STACK SULLIVAN: TEORIA DE LAS RELACIONES INTERPERSONALES Y SUS APLICACIONES”. Presentado en el Simposium  sobre Neurosis realizado en el Dispensario Central de Higiene Mental. Caracas, 1957.

6.-   1957  “SIGMUND FREUD: PRINCIPALES CONTRIBUCIONES TEORICAS Y PRACTICAS”. Presentado en el Simposium sobre Neurosis realizado en el Dispensario Central de Higiene Mental. Caracas, 1957.

 

1958

7.-   1958  “CONSIDERACIONES SOBRE LOS PROBLEMAS RELACIONADOS CON LA SALUD MENTAL EN EL CAMPO VENEZOLANO”.  En colaboración con las Trabajadoras Sociales Sra. Carmen de Mombrún y Srta. Blanca Saldivia.  Presentado en el III Congreso Latinoamericano de Salud Mental.  Lima, l958.  Publicado en la “Revista Psiquiátrica Peruana”, Vol. 2, Número 1, Marzo, l959.

8.-   1958  “PREPARACION DEL PERSONAL A LOS FINES DE LA PROFILAXIS MENTAL”.Publicado en el “Boletín de Salud Mental”, Número 2, Octubre, l958. Caracas.

9.-   1958  “BASES PARA UN PROGRAMA DE ESTUDIOS DE PSICOPROFILAXIS”. Presentado en las I Jornadas Colombo-Venezolanas de Higiene Mental.  Caracas, 1958.

 

1960

10.-   1960  “CONSIDERACIONES PARA EL MANEJO DE LOS PROBLEMAS PSICOLOGICOS CREADOS POR LAS CATASTROFES SISMICAS DEL SUR DE CHILE (1960).  SUGERENCIAS DE LA CATEDRA TITULAR DE PSIQUIATRIA AL SERVICIO NACIONAL DE SALUD”.  En colaboración con los Dres. Vicente Sanchez, Francisco Barilari y Jorge Sapiain.  Publicado en “Estudios Sobre la Salud Mental en los Terremotos y Maremotos que afectaron a la Región Sur de Chile los Dias 21 y 22 de Mayo de l960”.  Editado por la Sección de Educación para la Salud.  Santiago de Chile, 1960.

11.-  1960  “SOBRE LA RELACION CONDUCTOR-OBSERVADOR EN GRUPOS TERAPEUTICOS: ANALISIS DE ALGUNAS DIFICULTADES”.  En colaboración con la Srta. Ketty Grass y el Dr. Ramón Ganzaraín.  Presentado a la Sociedad Chilena de Psicología y Psicoterapia de Grupo.  Santiago de Chile, 1960.

 

1961

12.-   1961  “SOBRE LA RELACION CONDUCTOR-OBSERVADOR EN GRUPOS TERAPEUTICOS:  LA INFLUENCIA DEL SEXO EN LAS DIFICULTADES DE ORIGEN EMOCIONAL”.  Presentado a la Sociedad Chilena de Psicología y Psicoterapia de Grupo.  Santiago de Chile, 1961.

 

1962

13.-   1962  “LA ENSEÑANZA EN PEQUEÑOS GRUPOS EN PSIQUIATRIA”. Presentado a la Sociedad Chilena de Psicología y Psicoterapia de Grupo.  Santiago de Chile, 1962.

14.-   1962  “SOBRE COMUNICACION EN UN GRUPO TERAPEUTICO DE ADOLESCENTES”. En colaboración con la Srta. Ketty Grass.  Presentado a la Sociedad Chilena de Psicología y Psicoterapia de Grupo.  Santiago, 1962.

15.-   1962  “SOBRE SILENCIO Y SUEÑO EN UN PACIENTE DURANTE LA HORA ANALITICA”.  Presentado a la Asociación Psicoanalítica Chilena.  Santiago de Chile, 1962.

16.-   1962  “FORMACION DEL DOCENTE”. Informe a la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile sobre el Primer Curso de Metodología de la Enseñanza, realizado bajo sus auspicios. En colaboración con los Dres.  Ramón Ganzaraín y Guillermo Gil y la Srta. Ketty Grass.  Santiago de Chile, 1962.

 

1963

17.-   1963  “ASPECTOS    PSICOANALITICOS DE LA ENTREVISTA    EN ODONTOLOGIA”.  Presentado en el XVIII Congreso Odontológico Nacional,  Maracay, Venezuela, 1962.  Publicado en Venezuela Odontológica,  Vol. XVII, Número 4, Febrero-Marzo, 1963.

18.-   1963  “SOBRE LA FORMACION ANALITICA”.  Publicado en Tribuna Médica, Número 4, Año I, Agosto 5, 1963. Caracas.

19.-   1963  “ESTUDIOS PSICOANALITICOS SOBRE FRIGIDEZ”. Presentado al Servicio de Ginecología del  Hospital “Carlos J. Bello” (Cruz Roja Venezolana). Caracas, 1963.

 

1964

20.-   1964  “NOTAS SOBRE EL PROCESO DE ENSEÑANZA Y APRENDIZAJE EN PSIQUIATRIA”.  En Colaboración con M. Lopez.  Presentado en el IV Congreso Nacional de Psiquiatría. Colombia, Agosto, l964.

21.-   1964  “CONSIDERACIONES PSICODINAMICAS SOBRE EL EMBARAZO”.  Presentado en el Simposium Sobre Nuevos Enfoques de la Investigación Social, organizado por la Dirección de Asuntos Sociales del Ministerio de Sanidad. Caracas, 1964.

 

1965

22.-   1965  “NOTAS SOBRE UNA EXPERIENCIA VENEZOLANA EN PSIQUIATRIA SOCIAL”.  En colaboración con M. Lopez. Presentado en las Jornadas Psiquiátricas del Sexto Aniversario del Dispensario Norte, Caracas, Enero de l965.

23.-   1965  “APORTE PARA EL ESTUDIO DEL INSTRUMENTO HUMANO EN EL TRABAJO DEL BIENESTAR SOCIAL”. Presentado en el Congreso de Asistencia Social, auspiciado por la Dirección de Asuntos Sociales del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social. Caracas, l965.

 

1966

24.-   1966  “NOTAS SOBRE LA INTELIGENCIA Y EL VENEZOLANO”.  Presentado en el III Congreso de Salud Pública. Caracas, 1966.

25.-   1966  “CARACTERISTICAS PSICOLOGICAS DEL TRABAJADOR EN BIENESTAR SOCIAL EN VENEZUELA”.  Presentado en el III Congreso de Salud Pública, 1966.  Publicado en la Revista de Asuntos Sociales, Vol. IV, Número 15, Octubre, 1968, Caracas.

26.-   1966  “NOTAS CLINICAS SOBRE APRENDIZAJE”.   Presentado a la Asociación Psicoanalítica Chilena, Santiago de Chile, 1966.

27.-   1966  “UNA NOTA SOBRE LA CONFUSION DE ZONAS Y LA `PARTE IMPOSTORA'”. Presentado a la Asociación Psicoanalítica Chilena, Santiago, 1966. Y en el VII Congreso Psicoanalitico Latinoamericano, Bogotá, 1969. Y en la Asociación Venezolana de Psicoanálisis el 25 de Abril de 1989. Publicado en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

 

1967

28.-   1967  “UNA NOTA SOBRE REALIDAD Y FANTASIA EN PSICOTERAPIA”. Presentado en el II Congreso Venezolano de Psiquiatría y Neurología.  Caracas, 1967.

29.-   1967  “ASPECTOS PSICOSOCIALES DEL BIENESTAR    FAMILIAR”. Presentado en el Primer Seminario de Bienestar Social.  Caracas, 1967.

 

1968

30.-   1968  “PENSAMIENTO, ACCION, JUVENTUD Y DELINCUENCIA”. Presentado en el Seminario Internacional de Juventud y Desarrollo.  Publicado en la Revista de Asuntos Sociales, Vol. IV, Octubre, 1968, Caracas.

31.-   1968  “LA REGRESION EN LA OBRA DE FREUD: UNA REVISION DEL CONCEPTO”.  Presentado    al Grupo de Estudios Psicoanalíticos de Venezuela, Caracas, 1968.

32.-   1968  “SOBRE LA COSTRA Y EL DONANTE”.  Presentado al Grupo de Estudios Psicoanalíticos de Venezuela, Caracas, 1968. Y en el VII Congreso Psicoanalítico Latinoamericano, Bogotá , 1969. 1968  Publicado en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

33.-   1968 “OBSERVACIONES SOBRE MECANISMOS ANALES EN LA SEPARACION: COMUNICACION CLINICA”.  Presentado al Grupo de Estudios Psicoanalíticos de Venezuela, Caracas, 1968. Y en el VII Congreso Psicoanalítico Latinoamericano, Bogotá, 1969.

 

1969

34.-   1969 “FRAGMENTO DEL PSICOANALISIS DE UN NIÑO DE 3 AÑOS CON UN `RETARDO’”. Presentado en la Segunda Semana del Retardo Mental, INAPSI, Caracas, 1969. En el Grupo de Estudios de la Obra de W.R. Bion, Abril, 2007. y en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008

35.-   1969 “ARROGANCIA, SISTEMA DIGESTIVO Y SEPARACION”. Presentado en el VII Congreso Psicoanalítico Latinoamericano, Bogotá, 1969.

36.-   1969 “SEPARACION Y REGRESION”.  Presentado al Grupo de Estudios Psicoanalíticos de Venezuela.  Caracas, 1969.

 

1970

37.-   1970 “ASPECTOS PSICOANALITICOS DE LA PELICULA `TEOREMA’”. Presentado a la Asociación de Voluntarios en Problemas de Bienestar Social.  Caracas, 1970.

38.-   1970 “JUVENTUD”.  Presentado ante la Asociación Venezolana de Voluntarios.  Caracas, 1970.

39.-   1970 “SOBRE FREUD Y LAS TECNICAS PSICOTERAPEUTICAS MODERNAS”. Presentado a la Liga de Higiene Mental de Maracaibo. Maracaibo, 1970.

40.-   1970 “SOBRE ESPACIO, TIEMPO Y MASA”.  Presentado a la Asoc. Venezolana de Psicoan.  Caracas, 1970.

41.-   1970 “RESPONSABILIDAD Y CULPA”. Presentado ante la Asoc. Venezolana de Psicoan., Caracas, 1970.

42.-   1970 “EDIPO, ESPACIO Y FOTOGRAFIA”.  Presentado en el VIII Congreso Latinoamericano de Psicoan.  Porto Alegre, 1970 y publicado en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

 

1971

43.-   1971 “COMPRENSION Y AGRESION”.  Discusión del trabajo de E. C. Frijling-Schreuder, titulado “The Vicissitudes of Aggression in Childhood Psychosis”. —  Presentado en el  XXVII Congreso Internacional de la IPA, Viena, 1971.

44.-   1971     “PROBLEMAS DE TÈCNICA EN UN NIÑO PSICÒTICO AGRESIVO”. Discusión del trabajo de H. de levita-Isaac, M.D., titulado “Report of the Treatment of a Psychotic Boy with Classic Child-Analytic Technique” —  Presentado en el  XXVII Congreso Internacional de la IPA, Viena,1971.

45.-   1971 “MENTE, RETARDO Y SUPERVISION: un aporte al entrenamiento del profesional en el retardo mental”. En colaboración con el personal de la División Psicosocial de la Dirección de Bienestar Social del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social. — Presentado en el Primer Seminario Regional Ibero-Latino-Americano Para el Estudio Científico del Retardo Mental.–Caracas, Octubre, 1971.

 

1972

46.-   1972 “MODIFICACIONES EN LA TERAPIA INFANTIL COMO CONSECUENCIA DE LA SUPERVISION Y EL ANALISIS DEL TERAPEUTA: UN EJEMPLO”.  En colaboración con Estela Gamero de Ojeda. Presentado en la Semana Científica del VII Aniversario del Instituto Nacional de Psiquiatria Infantil. Caracas, 1972.

47.-   1972 “COMUNICACION PRELIMINAR SOBRE UNA INVESTIGACION DE LA ACTITUD DE LA MUJER VENEZOLANA HACIA LA FAMILIA”.  Realizado en colaboraciòn con la Divisi¢n Psicosocial de la Dirección de Bienestar Social del Ministerio de Sanidad.  Presentado en el XXIII Congreso Internacional de Sociología.  Caracas, 1972.

48.-   1972 “MUERTE Y CRIMEN OCULTO”.  Dirección de Asuntos Sociales del Ministerio de Sanidad.  Caracas, 1972.

 

1973

49.-   1973 “COMUNICACION EN LO INTRA- Y EN LO EXTRA-PSIQUICO”.  Discusión del trabajo de H. M. Southwood, titulado “The Communicative Relationship”.– Presentado en el XXVIII Congreso Internacional de la IPA, París, 1973.

50.-   1973 “UN APORTE A LA SELECCION”. Presentado a la Sociedad Brasileira de Psicoan. de  Sao Paulo, Noviembre, l973. Publicado en la Rev. Bras. Psican. 8:255,1974 y  en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

51.-   1973 “FUNCION Y DISFUNCION DIDACTICA”. Presentado ante el Instituto de Psicoan. de la Sociedad de Psicoan. de Sao Paulo, Noviembre, l973. publicado en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

52.-   1973 “CURACION, PSICOTERAPIA Y PSICOANALISIS: Aprendizaje y Conocimiento”. En colaboración con los Dres. N. Cupello y J. Fuenmayor.  Presentado en el Primer Simposium Colombo-Venezolano de Psicoan.  Mayo, l973.

1974

52.-   1974 “SOBRE `TRATANDO DE APRENDER DE LA EXPERIENCIA EN DOS SEMANAS DE ANALISIS'”.  Discusión del trabajo del mismo nombre presentado por el Dr. N. Cupello ante la Asociac. Venezolana de Psicoan.  Octubre, 1974.

53.-   1974 “LOS ORIGENES DEL GRUPO”. Aniversario del Natalicio de S. Freud, Asoc. Venez. de Psicoan., Mayo, 1974.

 

1977

54.-   1977 “REFLEXIONES: DUDA Y FE’. Presentado ante el Grupo de Estudios Psicoanalíticos de Bion. Caracas. Diciembre, l977.

 

1978

55.-   1978 “PARA PENSAR”.  Discusión del trabajo de Francisco Gómez, titulado “Comentarios Teóricos, Clínicos y Técnicos sobre el Material de 3 sesiones Psicoanalíticas.    —  Presentado a la Asociac. Venezolana de Psicoan. Caracas, 1978.

56.-   1978 “FANTASIA Y REALIDAD EN EL HOMBRE CONTEMPORANEO”.  En colaboración con los Dres. Jesus Fuenmayor, Miriam Lopez,  Hernan Quijada. Hans Voss y Nicolas Cupello. Presentado en el Congreso Latinoamericano de México. 1978.

57.-   1978 “VARIANTES E INVARIANTES SOBRE EL TEMA: PATOLOGIA DEL PROCESO DIDACTICO”. Presentado en el Pre-Congreso Didáctico de México, Febrero de l978; y en la Asociac. Venezolana de Psicoan., Enero 16 de l979. Publicado en “Apuntes de Psicoanálisis”, Nª 1, Noviembre 2003, Asociación Venezolana de Psicoanálisis y en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

 

1979

58.-   1979 “NARCISO Y PROFETA’. Presentado en el Grupo de Estudios Psicoanalíticos de Bion. Caracas. 1979.

59.-   1979 “IMPLICACIONES (DE NARCISO Y POETA) PARA EL ENTRENAMIENTO PSICOANALITICO”. Presentado en el Grupo de Estudios Psicoanalíticos de Bion. Caracas. 1979.

60.-   1979 “OPORTUNIDAD: PRESENCIA Y AUSENCIA”. Presentado en el II Symposium Colombo-Venezolano, Caracas, Marzo, 1979. Publicado en “Apuntes de Psicoanálisis”, Nª 1, Noviembre 2003, Asociación Venezolana de Psicoanálisis y en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008

 

1980

61.-   1980 “DISCUSION DEL TRABAJO DEL DR. VALEDON:`EDIPO: SUPERFICIE Y ABISMO”. Asociac. Venezolana de Psicoan., Caracas,  Septiembre, l980.

62.-   1980 “CRISIS EN LAS ASOCIACIONES: ESENCIAS”. Asociac. Venezolana de Psicoanálisis. Caracas. Abril, l980.

 

1982

63.-   1982 “EN HOMENAJE A FREUD”. Asociac. Venezolana de Psicoan.. Caracas, Mayo, 1982.

64.-   1982 “EDIPO Y ADOLESCENCIA”. Presentado en  la II Jornada Anual Internacional de FAJO, sobre el Tema: “La Problemática Psicológica del Adolescente: Psicopatología y Psicoterapia”. Caracas, Mayo, 1982. —  Publicado en las Memorias de ese Evento.

 

1983

65.-   1983 “SI TOMARE LAS ALAS DEL AMANECER”. Criterios para la Selección de Candidatos: Simposium del Instituto de Psicoanálisis. Caracas,  Enero, l983. Publicado en “Apuntes de Psicoanálisis”, Nª 1, Noviembre 2003, Asociación Venezolana de Psicoanálisis y en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008

66.-   1983 “CON CARIÑO, A UN HIJO EXCEPCIONAL”, Discusiòn del trabajo del Dr. Francisco Ruiz: `Apariciòn del Color Sobre el Gris del Vacio. Consideraciones Derivadas del Caso de un Paciente con Tedio’. Asociac.  Venezolana de Psicoan., Caracas, Marzo, 1983.

67.-   1983 “ARMA Y MENTE”, presentado al Club de Tiro, Caza y Pesca los Chiriguari, Caracas, 1983.

 

1984

68.-   1984 “OBSERVACION E IDEA”. Presentado ante la Asociac. Venezolana de Psicoan., Caracas, Noviembre, 1984.

69.-   1984 “AG”.  Discusiòn del Trabajo del Dr. Amilcar Gomez, requisito de ingreso en la Asociaci¢n Venezolana de Psicoan lisis, titulado “Un Caso Clìnico”. — Presentado a la Asoc. Venezolana de Psicoan. 1984.

 

1985

70.-   1985 “EDIPO RE-VISADO”.  Presentado en las “Jornadas Sigmund Freud, 1985” de la Asociación Venezolana de Psicoanálisis.Caracas, 1985.

71.-   1985 “SALMONES”.  Presentado a la Asociación Venezolana de Psicoanílisis. Caracas, Mayo,  1985. —  Publicado en “Apuntes de Psicoanálisis”, Nª 1, Noviembre 2003, Asociación Venezolana de Psicoanálisis y en  el “Boletín de Psicoanálisis” de la Asociación Venezolana de Psicoanálisis, A¤o 2,  N£mero 7, l985.

72.-   1985 “CARTA A  UN HIJO EN EL DIA DE SU GRADUACION”. Discusión del Trabajo del Dr. Romulo Lander titulado “Destino de las Identificaciones en el Narcisismo y en el Edipo” (requisito para su designación como Analista Didacta).– Presentado en el Instituto de Psicoanálisis de la Asociación Venezolana de Psicoanálisis. Caracas, Enero, 1895.

 

1986

73.-   1986 “EL SENTIDO DE LA EXISTENCIA EN LA PSICOTERAPIA Y EN EL PSICOANALISIS”. Presentado, el 28 de Mayo de l986, en  las Jornadas de la Asociación Venezolana de Psicoanálisis.

 

1987

74.-   1987 “MORIR: RE-FLEXIONES”. Discusión del trabajo del Dr. .F. Battoni: `Consideraciones alrededor de la Pulsión de Muerte’. Asociación Venezolana de Psicoanálisis, Caracas, Agosto, l987.

75.-   1987 “HABLANDO DE FIN DE ANALISIS”. Presentado en el Primer Congreso Interno de la Asociación Venezolana de Psicoanálisis, con el Tema: `Análisis Terminable e Interminable’. Caracas, Octubre, l987. Publicado en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

76.-   1987 “CANCER: REPORTE DE OBSERVACIONES Y REFLEXIONES PSSICOANALÍTICAS”. Publicado en “Apuntes de Psicoanálisis”, Nª 1, Noviembre 2003, Asociación Venezolana de Psicoanálisis y en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008

 

1988

77.-   1988 “REFLEXIONES SOBRE EL TRABAJO ‘FIN DE ANALISIS Y OBJETO INTERNO ANALISTA’, PRESENTADO POR LA DRA. NORMA SAADE”. Ante la Asociación Venezolana de Psicoanálisis, Oct. 1988. . publicado en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008

78.-   1988 “FANTASIAS INCONSCIENTES Y ENSOÑACION PRESENTES”. Discusión a propósito del cineforo sobre la película “Esposa-Amante”. Caracas, 1988

79.-   1988 “INTOLERANCIA A LA FRUSTRACION Y A LA SATISFACCION”. Discusión a propósito de la mesa redonda sobre “Adicción”,  Asociación Venezolana de Psicoanálisis, Caracas, 1988.

 

1989

80.-   1989 “ETICA, POSESION Y DEMONIO”. Discusión del Trabajo del Dr. Hugo Ocando, “Sobre la Identificación Posesiva: Teoría, Clínica y Técnica Psicoanalítica (Un Aporte para el Desarrollo del Concepto Sobre Identificación)”.  Presentado a la Comisión de Enseñanza de la Asociación Venezolana de Psicoanálisis el 29 de Marzo de 1989.

81.-   1989 “ETICA1: CONTRICION Y ENMIENDA”. Presentado a la Asociación Venezolana de Psicoanálisis el 18 de Abril de 1989.

82.-   1989 “SUPERVISION, AG Y KUNDERA”, Discusión del Trabajo de Don Alfonso Gisbert, “La Identidad en los personajes de una novela de Milan Kundera (‘La Insoportable Levedad del Ser’)”, Presentado en la Asoc. Venez. de Psicoanal. el 9 de Mayo de 1989. publicado en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008

83.-   1989 “AMOR Y CREATIVIDAD”. Conferencia sobre el tema y discusión de la pelìcula “Cocoon II”. Presentadas como Ponente Principal de las Jornadas Psicoanalíticas de la Fundación Psicoanalítica de Maracaibo, el 28 y 29 de Julio de 1989. Maracaibo.

 

1990

84.-   1990 “PANDORA Y HELENA”. Presentado ante la Fundaci¢n Psicoanalítica de Maracaibo, Abril 27, 1990, y en la Asoc. Venez. de Psicoanal. el 30 de Mayo de 1991.

85.-   1990 “RELACIONES PELIGROSAS”. Discusión de la película del mismo nombre.  Jornadas S. Freud,  Asoc. Venezolana de Psicoanálisis, Mayo 1990.

86.-   1990 “POETAS VIVOS Y POETAS MUERTOS”. Discusión de la película “La Sociedad de los Poetas Muertos., Cineforo, Asoc. Venezolana de Psicoanálisis, Nov. 24, 1990.

 

1991

87.-   1991 “LOS CAUCES DEL AMOR”. Conferencia inaugural, Escuela de Padres, Asoc. Venezolana de Psicoanálisis, Marzo 8, 1991.

88.-   1991 “EXISTO, DESPUÉS PIENSO”.  Presentado en la Asoc. Venez. de Psicoanal. el 23 de Mayo de 1991. Publicado en “Apuntes de Psicoanálisis”, Nª 1, Noviembre 2003, Asociación Venezolana de Psicoanálisis y en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

 

1992

89.-   1992 “FUNCION Y DISFUNCION DIDACTICA EN LA CREACION Y PRESERVACION DEL PSICOANALISITA: Comunicación preliminar”. Presentado en la Asoc. Venez. de Psicoanal. en Mayo de 1992.

90.-   1992 “‘LA ‘IDEA’ Y LA TRANSFORMACION DE MISIONERO EN APOSTOL”. Discusión de la película “Apocalypsis Now”, de F. Ford Coppola, Jornadas Sigmund Freud, Asoc. Venez. de Psicoanal., Mayo 1992.

91.-   1992 “FE Y CAPACIDAD, TERAPIA Y CRECIMIENTO”. En colaboración con la Dra. Yamila Yamín de García. Presentado en las Jornadas Internas de la Asoc. Venez. de Psicoanal., Octubre 31, 1992. Publicado en “Apuntes de Psicoanálisis”, Nª 1, Noviembre 2003, Asociación Venezolana de Psicoanálisis y en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

 

1993

92.-   1993 “EDIPO Y GERENCIA”, presentado a los Rotarios, Caracas, Marzo, 1993.

93.-   1993 “CRECIMIENTO, VERDAD Y ENGAÑO”.  Discusión de la película “Maridos y Esposas”, de Woody Allen, Jornadas S. Freud, Asoc. Venez. de Psicoanal., 1993

94.-   1993 “LASCIATE OGNI SPERANZA…”.  Presentado en las Jornadas Internas de la Asoc. Venez. de Psicoanal., Nov. 6 de 1993. Publicado en “Apuntes de Psicoanálisis”, Nª 1, Noviembre 2003, Asociación Venezolana de Psicoanálisis y en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

 

1994

95.-   1994 “SOBRE PENSAR Y NO PENSAR”.   Conferencia Inaugural de las Jornadas S. Freud 1994 de la Asoc. Venez. de Psicoanàlisis, Mayo, 1994.

96.-   1994 “AUTORIDAD, DISCIPLINA Y MALTRATO”.  Ponencia en las IX Jornadas de Psicología del Ejército, Fuerte Tiuna, Noviembre, 1994.

 

1995

97.-   1995 “BION: PENSAMIENTO Y NARCISISMO”. Introducción a la Mesa Redonda Sobre Narcisismo, Asoc. Venez. de Psicoanal., Mayo 6, 1995. y publicado en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

98.-   1995 “AMAR, OBSERVAR, DORMIR Y SOÑAR Intrasesión en el Analista”.  Presentado a la Asoc. Venez. de Psicoanal., Octubre 5 de 1995. publicado en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

99.-   1995 “RELACION DEL SI MISMO CON SIGNIFICADO Y RESPONSABILIDAD”, Presentado en las Jornadas Internas de la Asoc. Venez. de Psicoanálisis el 4 de Noviembre de 1995. Publicado en “Apuntes de Psicoanálisis”, Nª 1, Noviembre 2003, Asociación Venezolana de Psicoanálisis y en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

100.-   1995 “ANALISIS PSICO-SOCIAL DEL VENEZOLANO ACTUAL Y SU UBICACION EVOLUTIVA”, presentado en las Jornadas de Psicología Militar el 23 de Noviembre de 1995, Fuerte Tiuna, Caracas.

 

1996

101.-   1996 “NARCISISMO Y CREACION, IDEA MESIANICA Y CAMBIO CATASTROFICO”. Presentado en la Mesa Redonda Sobre Narcisismo, Asoc. Venez. de Psicoanal., Marzo 23, 1966. publicado en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

102.-   1996 “PONENCIA DEL INSTITUTO DE LA ASOCIACION VENEZOLANA DE PSICOANALISIS. XVI PRE-CONGRESO DIDACTICO LATINOAMERICANO DE LA F.E.P.A.L.: ‘EL CÒMO DE LA TRANSFERENCIA-CONTRATRANSFERENCIA EN LA FORMACION PSICOANALITICA'”. 29 al 30 de Julio de 1996.  Monterrey, N. L. MEXICO. En Colaboración con los Dres. Nora Zambrano de Nava y Juan A. Olivares.

103.-   1996 “ASPECTOS PSICOANALITICOS DE LA RELACION PADRES-HIJOS”. Presentado a la Sociedad de Padres y Maestros del Colegio Emil Friedman, el 17 de Abril de 1996.

104.-   1996 “INVASION”. Presentado en las Jornadas Internas de la Asoc. Venez. de Psicoanálisis, Nov, 1996. Publicado en “Apuntes de Psicoanálisis”, Nª 1, Noviembre 2003, Asociación Venezolana de Psicoanálisis y en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

105.-   1996 “DON JUAN DE MARCOS”. Cineforo sobre la película del mismo nombre.  Jornadas para Padres, Asoc. Venezolana de Psicoanálisis. Nov. 1996

1997

106.-   1997 “COMO SER HUEVÓN Y CREÉRSELO”. Presentado en la Asociación Venezolana de Psicoanálisis el 28 de Junio de 1997. Publicado en “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

107.-   1997 “AMOR Y PSICOANÁLISIS, O VÍCTIMA DE LA MENTIRA” .  Presentado en la Asociación Venezolana de Psicoanálisis  el  12 de Julio de 1997. publicado en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

108.-   1997 “¡MUJER!”.  Presentado en las Jornadas Internas de la Asociación Venezolana de Psicoanálisis el 6 de Diciembre de 1997. Publicado en “Apuntes de Psicoanálisis”, Nª 1, Noviembre 2003, Asociación Venezolana de Psicoanálisis

109.-   1997 “SHINE”.  Cineforo sobre la película del mismo nombre.  Cinemateca Nacional, Caracas, Veinte Años del Taller de Estimulación Integral,15 de Nov. de 1997.

 

1998

110.-   1998 “CREACIÓN Y MENTALOPATÍA”.  Presentado en las Jornadas Internas de la Asociación Venezolana de Psicoanálisis.  Noviembre 28, 1998. Publicado en “Apuntes de Psicoanálisis”, Nª 1, Noviembre 2003, Asociación Venezolana de Psicoanálisis y en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

 

1999

111.-   1999 “AGRESIÓN: EN LA VIDA, EN LA MUERTE, EN LO SANO, EN LO INSANO”. Presentado en las Jornadas “Sigmund Freud” de la Asoc. Venez. de Psicoanalisis,  Mayo, 1999.

112.-   1999 “USO PSICOPÁTICO DE LA PSICOSIS”. Presentado en las Jornadas Internas de la Asoc. Venez. de Psicoanal.  Nov, 1999. Publicado en “Apuntes de Psicoanálisis”, Nª 1, Noviembre 2003, Asociación Venezolana de Psicoanálisis y en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008

113.-   1999 “EN BUSCA DEL DESTINO (‘GOOD WILL HUNTING’)”.  Cineforo presentado en las Jornadas Para Padres de la Asoc. Venez. de Psicoanálisis.  Nov., 1999.

 

2000

114.-   2000 “INSTINTO DE MUERTE, PERVERSIÓN Y ODIO”.  Presentado en la Asoc. Venez. de Psicoanal. 2000. Publicado en “Apuntes de Psicoanálisis”, Nª 1, Noviembre 2003, Asociación Venezolana de Psicoanálisis y en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

115.-   2000 “VERITAS PARIT ODIUM”.   Presentado en las Jornadas Internas de la Asoc. Venez. De Psicoanálisis. Nov., 2000. Publicado en “Apuntes de Psicoanálisis”, Nª 1, Noviembre 2003, Asociación Venezolana de Psicoanálisis y en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

 

2001

116.-   2001 “TIEMPO: PANEL DE LA ASOC. VENEZ. DE PSICOANÁLISIS”. Contribución. Presentado en la Asoc. Venez. De Psicoanálisis el 27 de Enero del 2001.

117.- 2001 “BION: APORTE A UNA INTRODUCCIÓN”.  Presentado en las Jornadas S. Freud de la Asoc. Venezolana de Psicoanálisis, Mayo, 2001. Publicado en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008

118.- 2001 “POR QUÈ ES INCOGNOSCIBLE LA ‘O’ DE BION”.  Presentado en las Jornadas Internas de la Asociación Venezolana de Psicoanàlisis, Dic. 2001. Publicado en “Apuntes de Psicoanálisis”, Nª 1, Noviembre 2003, Asociación Venezolana de Psicoanálisis y en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008

 

2002

119.- 2002 “EL PERRO Y LA IRA EN SUPERVISIÒN”.  En conjunto con Sandra Kauffman. Presentado en las Jornadas Internas de la Asoc. Venez. de Psicoan., Caracas, Nov. 2002. Publicado en “Apuntes de Psicoanálisis”, Nª 1, Noviembre 2003, Asociación Venezolana de Psicoanálisis y en  y el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008

 

2003

120.- 2003 “DISCUSIÓN DEL TRABAJO: ‘IDENTIDAD EN LA CUERDA FLOJA’”, realizado por Edgar Velásquez como requisito para la categoría de Miembro Titular. Septiembre, 2003

121.- 2003 “COMENTARIOS A: ‘MEA CULPA: CAUSA Y MORAL’”.  Trabajo de Auxi Scarano para ser Miembro Titular. Asoc. Venez. de Psicoanal. Octubre del 2003

122.- 2003 “DIOS Y PSICOANÁLISIS”. Presentado en las Jornadas Internas de la Asoc. Venez. de Psicoanal. Nov. 2003. Publicado en “Apuntes de Psicoanálisis”, Nª 1, Noviembre 2003, Asociación Venezolana de Psicoanálisis y en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008

 

2004

123.- 2004 “DIOS Y RELIGIÓN: ORÍGENES”. Presentados en las XXV Jornadas Sigmund Freud de la Asoc. Venez. de Psicoanálisis, Junio 4 y 5, 2004

 

2005

124.-   2005 “INTERPRETAR, INTERPRETACIÓN: Vértice Psicoanalítico”. Presentado en el 1er. Coloquio de Filosofía del Lenguaje de la Cátedra de Filosofía del Lenguaje y la Escuela de Filosofía de la Universidad Católica Andrés Bello. Caracas, Marzo 3, 2005. 2005 Presentado en las Jornadas Internas de  la Asoc. Venez. de Psicoanal., Nov. 2005. Publicado en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008

125.- 2005 “MÁS ALLÁ DEL EDIPO”. Presentado en las Jornadas Sigmund Freud, Mayo, 2005. Publicado en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

126.- 2005 “SOBRE LÓGICA BI-VALENTE Y BI-LÓGICA”. Presentado en las Jornadas Internas de la Asoc. Venez. de Psicoanal., Nov. 2005. Publicado en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

 

2006

127.- 2006 “HOMENAJE A LA MUJER PSICOANALISTA”. Presentado EN la asociación Venezolana de Psicoanálisis, Marzo, 2006.

128.- 2006 “EDIPO Y SENSATEZ”. Presentado en el Grupo de Estudios de la Obra de W.R. Bion. Abril, 2006 y en Presentado en la Asoc. Venez. de Psicoanálisis el 29 de Noviembre del 2008. Publicado en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

129.- 2006 “SELECCIÓN EN PSICOANÁLISIS: REFESCANDO PENSAMIENTOS”. Presentado en el Grupo de Estudios de la Obra de W.R.  Bion.      Abril Mayo 2006. Publicado en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Angel García e Hijo, s.r.l. 2008.

130.- 2006 “DE SIGMUND FREUD A W. R. BION: El Psicoanálisis Hoy en Día”. Taller  presentado en la Escuela de Psicología de la Universidad Metropolitana, Caracas, Junio 2006.

131.- 2006 “SUPERVISIÓN: EXPOSICIÓN DE UN MODELO”, en colaboración con María Gabriela Morales. Presentado en las Jornadas Internas de la Asoc. Venez. De Psicoanálisis, 2006. Publicado en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Ángel García e Hijo, s.r.l. 2008.

 

2007

132.- 2007 “OBSERVACIONES METODOLÒGICAS SOBRE EL TRABAJO ‘PLACER, DOLOR, FELICIDAD’ DEL DR. MAURO MANCIA.” Presentado en el Grupo de Estudios de la Obra de W.R. Bion, Mayo, 2007.

133.- 2007 “Comentarios al Trabajo de Emmelin Mujalli titulado: ‘Fragmento de un Análisis: Encuentro con el Amor’. Asoc. Venez. De Psicoanálisis, Sept. 29, 2007

134.- 2007 “EXISTENCIA NO-EXISTENCIA: REFLEXIONES”: Presentado en el Grupo de Estudios de la Obra de W.R. Bion, y en la Asociación Venezolana de Psicoanálisis. Publicado en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Ángel García e Hijo, s.r.l. 2008.

135.- 2007 “CAMBIO CATASTRÓFICO, ALFA Y EDIPO”: Congreso Internacional Bion 2008, Roma. Publicado en los Anales del mismo y en el libro “Pensamientos en Psicoanálisis”, Caracas, Miguel Ángel García e Hijo, s.r.l. 2008.

 

2008

136.- 2008 “transferencia y contra-transferencia en Freud, Bion y otros: notas”. Presentado en el Grupo de Estudios de la Obra de W. R. Bion y en la Asoc. Venez. De Psicoanálisis en Oct. 4 y Nov. 1, 2008.

137.- 2008 “PENSAMIENTOS EN PSICOANÁLISIS”.  Libro Impreso por Miguel Ángel García e Hijos. S.R.L. Noviembre, 2008.

 

2009

138.- 2009 “LA NADA Y LA EXISTENCIA”. Presentado en la Asoc. Venez. de Psicoanálisis el 4 de Julio del 2009. Publicado en el libro “Introducción a la obra de W.R. Bion. Variaciones sobre un tema”, 2013.

139.- 2009 “SELECCIÓN, LA TABLA Y MÁS” Presentado en el Grupo de Estudios de la Obra de W. R. Bion el 10 de Julio del 2009.y en la Asoc. Venez. De Psicoanálisis el 19 de Sept. del 2008. Publicado en el libro “Introducción a la obra de W.R.Bion. Variaciones sobre un tema.”, 2013.

140.- 2009 “SELECCIÓN EN LA PRÁCTICA”. Presentado en el Grupo de Estudios de la Obra de W. R. Bion y en la Asoc. Venezolana de Psicoanálisis. Publicado en el libro “Introducción a la obra de Bion. Variaciones sobre un tema”, 2013.

 

2010

141.-   2010       “EL PUNTO DE PARTIDA: LA OBSERVACIÓN”. Presentado en el Grupo de estudio de la Obra de W.R. Bion. Publicado en el libro “Introducción a la obra de W.R.Bion. Variaciones sobre un tema”, 2013.

142.-   2010 “LAS PREMISAS EN BION”. Presentado en el Grupo de Estudios de la Obra de W. R. Bion. . Publicado en el libro “Introducción a la obra de W.R.Bion. Variaciones sobre un tema”, 2013.

143.-   2010 “LA ‘O’ Y SUS TRANSFORMACIONES”. Presentado en el Grupo de Estudio de la Obra de W. R. Bion. Publicado en el libro “Introducción a la obra de W.R.Bion. Variaciones sobre un tema”, 2013.

144.-   2010      “EL ELEMENTO β Y LA TOLERANCIA A LA FRUSTRACIÓN”. Presentado en el Grupo de Estudio de la Obra de W.R. Bion. Publicado en el libro “Introducción a la obra de W.R.Bion. Variaciones sobre un tema”, 2013.

145.-   2010     “♀♂, Ps↔D, LOS VÍNCULOS, EL PENSAMIENTO Y LAS EMOCIONES.” Presentado ene l Grupo de Estudio de la Obra de W.R. Bion. Publicado en el libro “Introducción a la obra de W.R.Bion. Variaciones sobre un tema”, 2013.

146.-   2010 “TRANSFORMACIONES”. Presentado en el Grupo de Estudio de la Obra de W. R. Bion. Publicado en el libro “Introducción a la obra de W.R.Bion. Variaciones sobre un tema”, 2013.

147.-   2010       “LA TABLA (THE GRID). Presentado en el Grupo de Estudio de la Obra de W.R. Bion. Publicado en el libro “Introducción a la obra de W.R.Bion. Variaciones sobre un tema”, 2013.

148.-   2010       “DE LA PROTOMENTE ALA MENTE”. Presentado en el Grupo de Estudio de la Obra de W.R. Bion. Publicado en el libro “Introducción a la obra de W.R.Bion. Variaciones sobre un tema”, 2013.

149.-   2010     “SELECCIÓN DE DIDACTA”. Presentado en el Grupo de Estudio de la Obra de W.R. Bion. Publicado en el libro “Introducción a la obra de W.R.Bion. Variaciones sobre un tema”, 2013.

150.-   2010      “BION Y LA IDENTIFICACION PROYECTIVA”. Presentado en el Grupo de Estudio de la Obra de W.R. Bion. . Publicado en el libro “Introducción a la obra de W.R.Bion. Variaciones sobre un tema”, 2013.

151.-   2010      “VISIÓN TUBULAR Y EL INCONSCIENTE”. Presentado en el Grupo de Estudio de la Obra de W.R. Bion. . Publicado en el libro “Introducción a la obra de W.R.Bion. Variaciones sobre un tema”, 2013.

152.-   2010      “PERSPECTIVA REVERSIBLE Y ALUCINOSIS”. Presentado en el Grupo de estudios de la Obra de W.R. Bion. . Publicado en el libro “Introducción a la obra de W.R.Bion. Variaciones sobre un tema”, 2013.

153.-   2010     “MATEMÁTICAS BIONIANAS DE LA ALUCINOSIS EN UN CASO NO PSICÓTICO”. Presentado en el Grupo de Estudio de la Obra de W.R. Bion. Publicado en el libro “Introducción a la obra de W.R.Bion. Variaciones sobre un tema”, 2013.

154.-   2010 “’ LOS LÍMITES DEL CONOCIMIENTO. PARTE I: O’ E IGNORANCIA, EL ESPECTROELECTROMAGNÉTICO Y EL PRINCIPIO DE INCERTIDUMBRE DE HEISENBERG”. Presentado en el Grupo de Estudios de la Obra de W. R. Bion y en la Asoc. Venez. De Psicoanálisis. Y en la Ascc. Venez. De Psicoanálisis el 22-5-10. Publicado en el libro “Introducción a la obra de W.R.Bion. Variaciones sobre un tema”, 2013.

155.-   2010 “LOS LÍMITES DEL CONOCIMIENTO. PARTE II: VERDAD, OBSERVACIÓN, ABSTRACCIÓN Y MÁS. Presentado en el Grupo de Estudios de la Obra de W. R. Bion y en la Asoc. Venez. De Psicoanálisis. Y en la Asoc. Venez. De Psicoanálisis el 26-03-2011. Publicado en el libro “Introducción a la obra de W.R.Bion. Variaciones sobre un tema”, 2013.

 

2011

156.-   2011 “BION Y LAS MATEMÁTICAS”.  Presentado en el Grupo de Estudios de la Obra de W. R. Bion y en la Asoc. Venez. De Psicoanálisis. Publicado en el libro “Introducción a la obra de W.R.Bion. Variaciones sobre un tema”, 2013.

157.-   2011 “SOBRE LA RELACIÓN CONSCIENTE (C) ↔ INCONSCIENTE  (I) Y LA FÍSICO- MATEMÁTICA MODERNA. Presentado en el Grupo de Estudios de la Obra de W. R. Bion. . Publicado en el libro “Introducción a la obra de W.R.Bion. Variaciones sobre un tema”, 2013.

 

BIBLIOGRAFIA

Textos citados y utilizados en la elaboración de este trabajo, pertenecientes a la obra del Dr. Antonio García:

1987a “Hablando de Fin de Análisis”

1987b “Existo, después pienso”

1992 “Fe y Capacidad, Terapia y Crecimiento”

1996 “Narcisismo y Creación, Idea Mesiánica y Cambio Catastrófico·

1997 “Amor y Psicoanálisis o Victima de la Mentira”

2000 “Veritas parit Odium”

2001 “Por qué es incognoscible la “O” de Bion?”

2005 “Sobre Lógica Bi-valente y Bi-lógica”

2006 “Selección en Psicoanálisis: Refrescando Pensamientos”

2007 “Existencia↔No existencia: Reflexiones”

Todos los artículos desde 1987ª hasta 2007 fueron tomados del libro “Pensamientos en Psicoanálisis” del Dr. Antonio García.- Publicado por Miguel Angel García, Caracas, 2008)

2009a: “El elemento β y la tolerancia a la frustración” (2009); Cap. IV (Inédito)

2009b: “El punto de partida: la observación” (2009); Cap. I (Inédito)

2009c: “La nada y la existencia” (2009) Cap. VIII (Inédito)

2009d: “La O, La Intuición y sus Transformaciones” (2009); Cap.III (Inédito)

2009e: “Las Premisas” (2009); Cap. II (Inédito)

2009f: “La Tabla (The Grid) (2009); Cap. VII (Inédito)

2009g: “Los límites del conocimiento, Parte I: ′O′ e Ignorancia, el espectro electromagnético y el Principio de Incertidumbre de Heisemberg” (2009) Cap.XII (Inédito)

2009h: “Los límites del conocimiento, parte II: Verdad, Observación, Abstracción y más.” (2009); Cap. XIII (Inédito)

2009i: “Ps↔D, los Vínculos, el Pensamiento y las Emociones.” (2009); Cap. V (Inédito)

2009j: “Selección, la Tabla y más.” (2009); Cap. IX (Inédito)

2009k: “Transformaciones” (2009); Cap. VI (Inédito)

2011a: “De la Proto Mente a la Mente” (2011); Cap. s/n (Inédito)

2011b: “Perspectiva Reversible y Alucinosis” (2011); Cap.XIV (Inédito)

2011c: “Sobre la relación Consciente (C) Inconsciente (I) y la Físico-Matemática moderna”. (2011) Cap. XVIII (Inédito)

2011d: “¿Qué piensa Bion de las Matemáticas formales?” (2011) (Inédito)

Cap. XI: “Selección en la práctica Psicoanalítica” s/f

Cap. XV: “Bion y la Identificación Proyectiva” s/f (Inédito)

“Visión tubular y el Inconsciente”; s/f

Todos los artículos desde el 2009ª hasta el último mencionado s/f “Visión Tubular y el Inconsciente” fueron leídos y discutidos en el grupo de estudio del Dr. Antonio García que transcurrió desde el año 2002 hasta octubre del 2001.

Los libros de la obra del Dr. Wilfred Bion, revisados, según orden señalado por el Dr. García fueron:

1.- “Learning from experience”. (1991) Marefield Library, Londres, Tercera edición.-

2.- “Elements of Psychoanalysis”(1989) Maresfield Library, Londres, Segunda Edición

3.- “Transformations” (1965) William Heinemann Medical books Limited, Londres.